No existe aumento salarial que pueda con el desabastecimiento e inflación en Monagas

 

Lejos de mejorar la situación económica desde los anuncios del 20 de agosto, muy por el contrario la escasez de alimentos y otros productos se acentuaron en Maturín y resto de Monagas, sin vislumbrarse otra opción que no sea la salida de este régimen para que cambien los escenarios de hambre y miseria en el país.

Nota de prensa

En nombre de Soy Venezuela, Monagas, su coordinador, Ciro Ramones, expresó la profunda preocupación de esta alianza ciudadana por las proyecciones de inflación de 233,3 % para septiembre de 2018, un salario de 1.800 del nuevo cono monetario, con una pérdida ya reconocida de 70% de esas supuestas mejoras salariales, lo cual se traduce es estantes vacíos en el comercio, especialmente de productos regulados del famoso Plan 50.

El desabastecimiento es tal –comentó- que en la ciudad se están comprando muchos de esos productos casi de forma clandestina, agravando la adquisición de rubros como huevos, quesos, arroz, carne, entre otros porque ya no se consiguen en mercados regionales.

Insistió Ramones junto a integrantes de Soy Venezuela en Monagas, en analizar el verdadero origen del problema, pues no existe salario o regulación que pueda enfrentar la inflación desatada en el país si no se sale de este régimen, que ha desarticulado de forma constante y progresiva al sector productivo de este país, con las consecuencias visibles de carencias de alimentos y otros productos.

Ramones hizo un llamado a la reflexión sobre la protesta ciudadana, focalizada en estas últimas semanas en temas puntuales de salario, beneficios contractuales o algunos servicios básicos, que son muy importantes pero apenas tres aspectos de un problema más complejo, cuyo responsable es una tiranía indolente ante las penurias de todos los venezolanos, en escenarios de una inflación que podría rondar los 10.000.000 % para el año 2019 según pronósticos del Fondo Monetario Internacional, recientemente anunciado.