Absuelto nieto del dictador Francisco Franco de atentado contra la autoridad

Francisco Franco Martinez-Bordiu (c), nieto del dictador Francisco Franco, a su llegada al juzgado de Teruel, en el que se enfrenta a penas que suman seis años de cárcel, acusado de delitos de atentado a la autoridad, contra la seguridad vial y daños a un agente, en un incidente con la Guardia Civil en 2012 en el que llegó a chocar contra un coche patrulla. EFE/Antonio Garcia

 

Un tribunal español ha absuelto a Francisco “Francis” Franco Martínez-Bordiú, nieto del dictador Francisco Franco, de los delitos de atentado contra la autoridad, conducción temeraria y daños por los que fue condenado a 30 meses de prisión en primera instancia.

Según informó hoy el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA), la Audiencia de Teruel (norte) entiende en su sentencia que no se practicó “prueba de cargo suficiente” para desvirtuar la presunción de inocencia y que la identificación y el reconocimiento realizados no fueron concluyentes.

“Francis” Franco es uno de los nietos mayores y más conocidos del dictador español, que en la última polémica sobre la exhumación de los restos de su abuelo se erigió en portavoz de la familia, que se opuso a la misma.

Un juzgado de Teruel condenó el pasado mes de febrero al nieto de Franco a 18 meses de prisión por atentado contra la autoridad y a 12 meses por conducción temeraria, así como a 12 meses de multa por daños, como conductor del coche que huyó de la Guardia Civil y acabó embistiendo a una patrulla de estos agentes en 2012 en una carretera de esa provincia.

El suceso ocurrió en abril de 2012 y causó daños al vehículo oficial, además de lesiones a uno de los agentes, que reconoció a Franco Martínez-Bordiú, de 63 años, como la persona que iba al volante.

Sin embargo, ahora los magistrados de la Audiencia de Teruel entienden que no hubo reconocimiento ni identificación por el perjudicado que intervino en los hechos, pues su declaración “no resulta en modo alguna concluyente”.

El nieto de Franco argumentó en el juicio que no participó en el incidente pues había regresado a Madrid desde una finca de esa provincia para realizar gestiones personales, y ese punto es el que tuvieron en cuenta los magistrados, al considerar que no se practicaron las pruebas suficientes para demostrar la acusación.