Putin promete crear uno de los mejores sistemas antidopaje del mundo

El presidente ruso, Vladimir Putin, habla durante una reunión sobre desarrollo agrícola en la ciudad sureña de Mineralnye Vody, en la región de Stavropol, Rusia, el 9 de octubre de 2018. REUTERS / Eduard Korniyenko

 

El presidente ruso, Vladímir Putin, prometió este miércoles crear uno de los mejores sistemas antidopaje del mundo, aunque exigió que se apliquen las mismas reglas a todos los deportistas.

EFE

“Estamos firmemente decididos a crear uno de los mejores sistemas antidopaje en el deporte. Para ello, se ha elaborado y se está poniendo en práctica un plan nacional especial”, dijo Putin en su intervención en el foro “Rusia, potencia deportiva”.

Poco después de que la agencia antidopaje rusa, RUSADA, recuperara su licencia, Putin subrayó que “Rusia cumple de manera consecuente con sus obligaciones” en ese ámbito y está dispuesta a cooperar “constructivamente” con todas las organizaciones deportivas.

“Sí, por supuesto, fuimos testigos de fallos en nuestro sistema antidopaje, pero quiero destacar que ese no es exclusivamente nuestro problema. Esos fallos demostraron la evidencia imperfección del sistema antidopaje internacional”, destacó.

Al respecto, opinó que “se necesitan unas reglas únicas, transparentes, justas y ecuánimes para todos los atletas” teniendo en mente la carta olímpica, las convenciones internacionales, las legislaciones nacionales y las posturas de las federaciones deportivas.

Putin apoyó los llamamientos a introducir cambios en el sistema antidopaje y propuso como plataforma para ello la UNESCO.

El pasado 20 de septiembre la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) rehabilitó a la RUSADA, cuya licencia había sido suspendida hacía tres años entre acusaciones de dopaje de Estado.

Cuando parecía que la AMA prolongaría una vez más la sanción contra la agencia rusa, ambas partes acordaron suavizar las condiciones para la rehabilitación de la RUSADA.

Moscú aceptó plenamente la decisión del Comité Olímpico Internacional del 5 de diciembre de 2017 que obligó a los deportistas rusos a competir con bandera neutral en los Juegos de Invierno de PyeongChang, pero no tuvo que admitir públicamente las conclusiones incluidas en el informe McLaren de la AMA.

Eso sí, la RUSADA debe dar pleno acceso a la AMA en un plazo de tiempo “concreto” a los datos y pruebas efectuadas por el antiguo laboratorio antidopaje de Moscú, supuestamente implicado en una trama para encubrir los positivos de los atletas rusos.

Nada más conocerse la rehabilitación rusa, EEUU demandó una reforma de la AMA, a la que muchos acusan de someterse a las presiones de Putin, que se involucró directamente en la lucha por la recuperación del buen nombre del deporte nacional.

Después de la AMA, le tocará el turno a la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), que ya ha dicho que impondrá a la federación rusa sus propios criterios para readmitirle, decisión que se podría tomar en diciembre próximo.

Debido a las acusaciones del principal denunciante de la Agencia Mundial Antidopaje, Grigori Rodchenkov, antiguo director del laboratorio antidopaje de Moscú, el equipo de atletismo no pudo participar en los últimos Juegos Olímpicos y los deportistas paralímpicos rusos fueron excluidos tanto de Río como de PyeongChang.