La Agencia Espacial Europea ofrece ayuda para investigar el fallo en la nave Soyuz

Los fotógrafos toman fotografías mientras la nave espacial Soyuz MS-10 con la tripulación del astronauta Nick Hague de los EE. UU. Y el cosmonauta Alexey Ovchinin de Rusia despegan a la Estación Espacial Internacional (ISS) desde la plataforma de lanzamiento en el Cosmódromo de Baikonur, Kazajstán, 11 de octubre de 2018. REUTERS / Shamil Zhumatov

 

El director general de la Agencia Espacial Europea (ESA), Jan Wörner, indicó hoy que ha ofrecido a su homólogo ruso, Dimitri Rogozin, la ayuda de su organismo en la investigación del lanzamiento fallido ayer de la nave Soyuz MS-10.

En la misiva que le transmitió ayer y que difundió hoy en Twitter, Wörner dijo que está preparado para apoyar de cualquier forma que resulte “apropiada y útil” a la comisión estatal que está examinando lo sucedido y sus eventuales consecuencias sobre la tripulación de la Estación Espacial Internacional (EEI).

La Soyuz MS-10, que despegó con el astronauta ruso Alexéi Ovchinin y el de la NASA Nick Hague a bordo, tuvo que regresar y aterrizar en Kazajistán por un fallo en el propulsor cuando se dirigía a la EEI.

Wörner estimó en su carta que la avería demuestra que los vuelos espaciales siguen constituyendo un desafío, pero recalcó que el regreso a salvo de los dos tripulantes refleja la robustez del sistema de transporte de astronautas de la Roscosmos.

El director general de la ESA se mostró confiado en que, con el liderazgo de su homólogo ruso, se retomarán los vuelos de la Soyuz y se proseguirán los avances de la EEI de la forma “más segura posible”.

Actualmente, en la EEI se encuentran el comandante de la plataforma, Alexander Gerst, de la ESA; la ingeniera de vuelo de la NASA Serena Auñón-Chancellor y el también ingeniero de vuelo de Roscosmos Serguéi Prokópiev.

Según afirmó hoy el director ejecutivo de la Roscosmos, Serguéi Krikaliov, una colisión entre partes del cohete fue la “causa directa” de la avería de la nave Soyuz MS-10. EFE