Lorent Saleh, de preso político a desterrado de Venezuela por el Gobierno de Maduro

Foto archivo

 

Este viernes se anunció a través de la red social Twitter la posible liberación del activista favor de los derechos humanos Lorent Saleh, quien tiene cuatro años y un mes privado de libertad. La noticia causó incertidumbre para sus familiares y abogados quienes esperaban información en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) donde se encontraba recluido. Posteriormente, el Gobierno Nacional comunicó su excarcelación mediante acuerdos de medidas cautelares sustitutivas, motivo por el cual fue enviado a España tras su delicada condición mental.

LaPatilla.Com

Saleh fue detenido en 2014 tras ser deportado de Colombia por “actividades proselitistas ilegales”, según informó la Cancillería del país vecino en ese entonces. Fue puesto a la orden del Sebin y posteriormente fue acusado y condenado por falsificación de documentos con la finalidad de entregarles documentación venezolana a colombianos para que participen en protestas violentas, realizar supuestas actividades paramilitares en Colombia y por planear un presunto atentado en contra del Gobierno Bolivariano.

Desde el momento de su detención se ha denunciado repetidas veces la violación a sus derechos humanos. Sus familiares y abogados afirmaron que Lorent Saleh había sido fuertemente torturado, se le negaba la atención médica y psiquiátrica, se encontraba en condiciones precarias y con frecuencia no lo dejaban recibir visitas; dejando a sus familiares sin saber de él por varios días. También aseguran que sufrió de un aislamiento prolongado donde no le permitían el contacto con otras personas y afirman que se intentó quitar la vida dos veces. Las audiencias sobre su caso han sido diferidas por más de 40 veces.

Primeramente, estuvo recluido en el Sebin con sede en Plaza Venezuela, Caracas, en un sótano cinco metros bajo tierra denominado “La Tumba”. Luego fue trasladado a la sede del organismo de seguridad en El Helicoide donde permaneció recluido hasta el día hoy.

En el año 2015 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh) dictó una medidas cautelares de protección a favor de Saleh para que su vida e integridad sean resguardadas tras una solicitud realizada por el Foro Penal.

Fue condecorado en 2017 con el premio Sájarov por el Parlamento Europeo, que fue dedicado a los presos políticos enumerados por el Foro Penal de Venezuela.