Venezuela: La situación de secuestro con rehenes más grande del mundo, por Luis Manuel Aguana

En lo que se puede considerar la situación de secuestro con rehenes más grande del mundo, se reportó el pasado lunes 8 de octubre la ejecución de uno de los rehenes, el Concejal Fernando Albán. Dadas las características de este particular rehén, importante dirigente político de uno de los partidos más grandes de la oposición oficial, las antenas de todo el planeta se enfocaron en las características de este crimen que el régimen quiere reportar como suicidio a como de lugar. Pero existe una regla del régimen que ya deberíamos conocer para no perder el norte de la situación del país: un escándalo siempre tapa a otro, y este será tapado por el siguiente, que muy probablemente sea más grave y más macabro.

He manifestado una y otra vez en sucesivas notas que en Venezuela hay una situación de secuestro y que los rehenes somos todos los venezolanos en mayor o menor grado. En consecuencia el tratamiento que se le debe dar a lo que ocurre, debería ser el de una banda de delincuentes fuertemente armada que tiene secuestrado al país completo y que no cederá espacios ni dejará de estar en el control hasta que una fuerza externa superior aparezca y negocie la entrega de los rehenes con la restitución de su libertad. La diferencia aquí es que la negociación para soltar a los rehenes todavía no ha comenzado porque existe una caracterización errónea de lo que pasa en Venezuela, con la creencia que se puede convenir con los secuestradores una situación de convivencia indefinida.

Así las cosas, absolutamente todos los venezolanos, en mayor o en menor medida y mientras no comience la negociación para liberarnos tenemos que entendernos con los delincuentes, como ocurriría con cualquier persona que se encuentre dentro un banco durante un atraco y los delincuentes deciden tomar de rehenes las personas dentro del local. Y al no haber comenzado la negociación formal, siguen asesinando a los rehenes. Hasta ahora lo que ha ocurrido es que se han identificado a los secuestradores cercándolos a través de sanciones personales en la aspiración a que dejen a los rehenes pero afianzándolos dentro del país sin ningún planteamiento negociador que logre deponer la situación de rehenes.

Ahora bien, en medio de ese secuestro, los delincuentes deciden ejecutar un rehén para demostrar su control de la situación, ante la mirada escandalizada del mundo. De la misma manera están otros rehenes muriendo todos los días por falta de medicinas y tratamientos que solo se pueden dar con el permiso del secuestrador: los enfermos renales, los que necesitan tratamiento para el cáncer, los que necesitan alguna medicina que el régimen se niega a que sea enviada desde el exterior, los niños que nacen con problemas que no pueden ser tratados y que están muriendo todos los días como moscas en los hospitales y maternidades de todo el país. Esas víctimas no son tan visibles pero están siendo tan ejecutadas como lo fue el Concejal Fernando Alban pero con mucho menos notoriedad.

Para mantener el control de la situación interna los secuestradores deben cambiar las reglas de funcionamiento del país y para ello se hace necesario cambiar la constitución actual, que aunque les haya tenido sin cuidado violarla, requieren de una nueva en la cual sus desafueros sean permitidos. De allí que pocos días antes de la ejecución de Concejal Alban el 8 de Octubre de 2018, fue secuestrado la noche del miércoles 3 de Octubre de 2018 el conocido abogado constitucionalista, Dr. José Vicente Haro, justamente luego de sus declaraciones de fecha 1ro de Octubre de 2018 (ver http://www.noticierodigital.com/2018/10/jose-vicente-haro-proyecto-constitucion-convierte-al-pais-estado-centralizado/) en contra del Proyecto de Constitución socialista que dejo deslizar el régimen, y que ha sido profusamente distribuido en las redes sociales, pero sin ninguna marca de autoría.

El Dr. Haro narró en CNN su traumática experiencia de secuestro donde abundaron los golpes, y las amenazas de violación y muerte en su contra, utilizando armas de guerra (ver CNN Conclusiones con José Vicente Haro, en https://youtu.be/ZubRoHe1luo); pero sobre todo el sometimiento a un interrogatorio forzado acerca de materias de carácter político de un grupo que, de acuerdo a la explicación dada en su entrevista a CNN, correspondía a un equipo policial con obediencia jerárquica. Esto obviamente no resulta ser el tradicional secuestro “express” por dinero. Por el resultado final, el objetivo era solo amedrentarlo, no matarlo, enviando un mensaje claro al resto de los rehenes del país. Ejecutar a uno de los abogados de Derechos Humanos más importantes del país con medidas de protección de la CIDH se hubiera transformado en algo muy serio y nocivo para el régimen.

Pero ¿porque fue secuestrado el Dr. Haro? En el medio donde se desenvuelve este abogado defensor de los Derechos Humanos de los presos políticos, son comunes las amenazas y los amedrentamientos. ¿Pero porque ahora? ¿Por qué amedrentarlo con un secuestro ahora y no antes? Respuesta: porque es importante que en este justo momento el régimen intimide a la población. Es importante destacar que una de las pocas voces más respetadas y autorizadas del país para hablar acerca del bodrio comunista que pretenden imponer a muy corto plazo es precisamente el Dr. José Vicente Haro.

Callar al Dr. Haro podría resultar ser algo muy importante para el régimen en este momento cuando este anda en el mercadeo de ir a elecciones con la oposición colaboracionista y negociando un nuevo CNE “potable” para la masa opositora, con los principales dirigentes políticos esa oposición oficial en la Asamblea Nacional. Pero lo más importante: impedir una temprana matriz de opinión en contra de incluir el Referendo Aprobatorio de esa nueva Constitución en la papeleta de la elección de Concejales el venidero 9 de diciembre. Callar esa discusión es, estratégicamente hablando, algo sumamente importante para el régimen a los fines del control de la población.

Sin embargo el secuestro del Dr. Haro fue cubierto por el siguiente escándalo, el crimen del Concejal Fernando Alban. Y este a su vez será seguramente tapado por el siguiente escándalo hasta llegar al 9 de diciembre de 2018. Y mientras tanto, ¿que estamos haciendo nosotros? Poniendo más énfasis en discutir que es lo que están haciendo los secuestradores con los rehenes, sin poner el énfasis en el meollo del problema que no es otro que la solución de la situación de secuestro con rehenes del país.

La solución que la dirigencia opositora oficial pretende dar a la situación de rehenes es convivir con los secuestradores, convalidando de nuevo un proceso electoral con el régimen. Esa es la salida que se nos está planteando a los venezolanos. Esta en nosotros aceptar eso o no. Esto representa, por decir lo menos, olvidar la sangre que derramaron los muchachos en las calles en esta lucha. ¡Por favor! ¡Hay una situación de secuestro y continúan matando los rehenes! Y la siguiente muerte será cada vez más cruel y descarada, como fue la del Concejal Fernando Albán..

Y ya sea muertos porque los tiraron de un piso 10 o desde la azotea del edificio del SEBIN, el Helicoide o Ramo Verde, o porque los mataron en los calabozos de La Tumba o terminaron muertos por hambre, enfermedades o falta de medicinas, tenemos la obligación de pensar en como terminar con el secuestro. Posteriormente los rehenes serán liberados como consecuencia de eso.

Tenemos todos que convenir en que hay una situación de secuestro con rehenes donde la única negociación posible es la rendición de los secuestradores y su entrega pacífica a autoridades legítimas. Para ello todos debemos montarnos en una solución supra nacional con intervención negociadora de la Comunidad Internacional que logre que se resuelva la situación de rehenes más grande del mundo que ocurre en Venezuela. O los secuestradores se entregan en condiciones negociadas o que la fuerza pública internacional intervenga. Por eso abogo porque se organice fuera del país una entidad multinacional, que sea capaz de negociar con los secuestradores la situación de secuestro con rehenes más grande del mundo, con capacidad para decidir en el último extremo el uso de la fuerza, donde preferiblemente participen venezolanos legítimamente designados para eso.

Aunque el país se horrorice ante el asesinato vil de un nuevo rehén, tenemos la obligación moral de hacer un alto para pensar con frialdad, no en como el régimen esta asesinando a los rehenes, sino en cómo acabar con el secuestro, con daño mínimo para los rehenes que aún quedan. El NO convalidar la farsa electoral del gobierno y su oposición oficial, así como el rechazo contundente a un llamado ilegitimo a un Referendo Constitucional de una Constitución socialista, debe formar parte integral de esa solución. De otra manera el secuestro y los crímenes continuarán indefinidamente…

Caracas, 12 de Octubre de 2018

Blog: http://ticsddhh.blogspot.com/
Email: [email protected]
Twitter:@laguana