Expulsión de obispos chilenos ayuda a la sanación pero falta justicia, dicen víctimas

Jaime Concha

 

La expulsión de la Iglesia católica de otros dos obispos chilenos colabora con la “sanación”, pero falta que el país haga justicia procesando a los pederastas, consideraron este sábado víctimas de abusos sexuales eclesiásticos en Chile.

El papa Francisco, en un nuevo gesto de tolerancia cero a los pederastas, anunció la expulsión de Francisco José Cox, arzobispo emérito de La Serena (centro-norte), y Marco Antonio Órdenes, emérito de Iquique (norte).

La decisión “va en pro de la paz y la sanación de las víctimas de Cox y también como una forma de imponer su autoridad. Da una señal potente para los pederastas de que les llegó su hora”, señaló Jaime Concha, integrante de una agrupación de víctimas de abusos perpetrados en colegios maristas.

Sin embargo, la decisión del papa es un “pequeño paso” ya que es necesario a que “obliguen a los obispos de Chile a que colaboren con la justicia”, agregó Concha, en declaración entregada a la AFP.

La expulsión de Cox y Órdenes se dio a conocer este sábado en simultáneo al encuentro entre el máximo pontífice y el presidente chileno Sebastián Piñera. El mandatario reconoció que la reunión sirvió para conversar sobre la “situación difícil que vive la Iglesia en Chile”.

A las decisiones canónicas se suma el accionar de la justicia local que mantiene abiertas más de un centenar de causas.

Un destape de casos que llegó a lo más alto del clero llevando a los tribunales al cardenal arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati.

A principios de setiembre, Ezzati optó por guardar silencio al declarar como imputado por encubrimiento de abuso sexual y este sábado encabezó una declaración por escrito de la Conferencia Episcopal que envía palabras “de cercanía hacia quien han sufrido el abuso y daño causado por obispos”.

Juan Carlos Cruz, víctima de abusos del exsacerdote Fernando Karadima, reprobó la actitud de los obispos.

“¿Cuándo será el día q tengamos obispos buenos y no estos delincuentes que firman aquí? Matones, encubridores y todos cuestionados. Pero a pesar de ellos, hoy es un buen día”, señala Cruz en Twitter.

Francisco expulsó en setiembre a Karadima, formador de obispos suspendido de sus funciones de por vida en 2011 por pederasta, y al sacerdote Cristián Precht, reconocido defensor de los derechos humanos durante la dictadura, quién ya había cumplido condena canónica por abuso de menores.

AFP