No hay semillas, abonos, ni fungicidas para producir alimentos en Venezuela

IMAGEN REFERENCIAL // Foto Archivo

 

 

“Producir en Venezuela se dificulta cada día más, porque no se consigue semilla, abono, fungicidas, tampoco hay repuestos para vehículos, y mucho menos para tractores ni el resto de implementos que se utilizan para labores agrícolas”, advierte el presidente de Fedecámaras Táchira, Daniel Aguilar, quien además precisó que tampoco están en capacidad de producir aves, huevos, cerdos, porque no se tienen alimentos concentrados de calidad para hacer esa inversión y tener una producción que pueda cubrir parte de consumo nacional.

Publica el diario La Nación que “a esta situación debe agregársele el problema de electricidad y suministro de gasolina, las colas en los bancos para recibir lo que le pueda dar la entidad bancaria, porque no hay movimiento de billetes, hecho que ata la manos a la hora que se tome la decisión de comprar, vender o hacer una transacción de tipo comercial” aseveró el representante de Fedecámaras.

Al mismo tiempo refirió que en el Táchira un 95% de la industria de la construcción está paralizada, “lo único que se viene moviendo un poco es lo que maneja el gobierno en la Misión Vivienda, que tampoco es la realidad lo que ellos dicen, pues no ha cumplido con sus metas”.

Ante la difícil situación que vive el país en los últimos años –dijo- para nadie es un secreto de la escasez y desabastecimiento que se ha venido generando como consecuencia de políticas erradas emanadas de ejecutivo nacional.

Por otra parte sostuvo que el gobierno viene tomando decisiones unilateralmente, resoluciones que no fueron consultadas ni con el sector obrero, patronal, se olvida que para tomar decisiones en materia de aumentos salariales el ejecutivo tiene que acompañar a una tripartita que está integrada por los sindicatos, integrantes de los sindicatos, centrales de trabajadores del país, al igual que por la parte patronal deben estar Fedenaga, Fedeagro, Fedeturismo, Consecomercio entre otras.

Aunado a ello, precisó Daniel Aguilar-aprobó leyes que en lugar de beneficiar el salario del trabajador y al empresario los ha perjudicado, entre ellas está la inmovilidad laboral la cual solo ha creado vicios.

En tal sentido precisó que hay personas que no cumplen con su trabajo, pero el empresario sí tiene que pagarle posiblemente lo que decida el gobierno nacional “y que ya sabemos no alcanza para comprar nada, ante la hiperinflación que devora todo lo que aprueba el gobierno”.

“Aparte de la Ley el gobierno nunca se sinceró sobre el cambio en materia monetaria, o sea que, se creó un régimen de cambio que lo que hizo fue devorar los pocos dólares que entraban al país, esos recursos nunca llegaron al campesino, agricultor, sino fueron a parar al paraíso fiscal, dólares que se estiman en los últimos años fueron de 1 billón de dólares y si de verdad se hubiesen invertido en Venezuela hoy seríamos el país más moderno de Latinoamérica”, subrayó.

Lo que si se ve es que más de 4 millones de personas han emigrado hacia otros países, llevándose con ellos todo el conocimiento que adquirieron en las universidades y que otros países los están aprovechando apuntalando su economía y desarrollo con esos venezolanos valiosos que tuvieron oportunidad a su país.