Lorent Saleh: Tengo pruebas en mi cuerpo de las torturas que recibí en el Sebin #23Oct

Lorent Saleh durante una conferencia de prensa en Madrid, España, el 23 de octubre de 2018. FOTO REUTERS / Juan Medina

 

 

El expreso político y desterrado venezolano, Lorent Saleh, ofreció una rueda de prensa desde Madrid, España, junto a su madre, Yamile Saleh, en el que relata su vivencia como preso político del Gobierno bolivariano de Nicolás Maduro.

Por Lisbeth Piñeros / LaPatilla.com

“Estoy un poco nervioso porque les hablo luego de cuatro años preso. Gracias porque el hecho de estar aquí es gracias a la labor de los periodistas y defensores de los Derechos Humanos. Agradezco a las autoridades españolas por permitirme estar aquí con mi mamá. Me he sentido en casa gracias también al pueblo español”, indicó y aseguró que salió “en paz de esa celda del Sebin en El Helicoide”.

Sobre el caso Albán expresó que “no es el primero que muere en mano de las autoridades del Servicio Bolivariano de Inteligencia, lo que quieren es aterrorizar a la colectividad. En esos días había mucho temor”.

Detalló que “lo que más me preocupa es que en este momento se está torturando en el Sebin. Tengo pruebas de ello en mi cuerpo. La Tumba es un laboratorio de torturas en el piso 10 del Sebin en Plaza Venezuela. Sebin de Plaza Venezuela es el silencio, es la luz, es el tirro. Saber que cinco pisos arriba de ti pasa el metro, y pasa la gente. La Tumba es soledad, mientras que el Sebin de El Helicoide está la decadencia, es el hacinamiento, es la perversión”.

“La tortura en mi país es para hacerte declarar que cometiste actos que nunca hiciste. Se burlan de ti y te obligan a hacer cosas que no quieres. En Venezuela se deben liberar a los presos políticos. Juan Requesens y Leopoldo López deben ser puestos en libertad”, recalcó y agregó que cuando lo sacaron de La Tumba para pasarlo a El Helicoide los funcionarios le propinaron una paliza y repitieron la operación al llegar a la nueva celda.

 

Foto REUTERS / Juan Medina

 

“Es muy difícil pasar los días sin ver una solución. El problema es que no sabes cuándo vas a salir ni cómo (condiciones) y eso sí es una tortura psicológica. Pasan muchas cosas por la cabeza y te llegas a cuestionar, pero hay una voluntad de salir victorioso y agarrarse de ese deseo de salir. En Venezuela hay un Estado de terror, hostilidad, ellos utilizan todos los medios que puedan usar para amedrentar y así mantenerse en el poder. Nadie quiere salir de Venezuela pero quieren que salgan los jóvenes del país, quienes han sido una piedra en el zapato para el régimen totalitario”, indicó.

“Es indispensable que no abandonemos la lucha. El trabajo internacional es fundamental porque en Venezuela intervienen las Farc, Eln, el ejército cubano, el islamismo. ¿Intervención? Hay mucha intervención”, dijo.

“Cuando me dijeron ‘recoge tus maletas porque inicia un nuevo proceso’ te invade un sentimiento de culpa, porque me iba solo, es un conjunto de sentimientos en el que estás continuamente sometido, pero no puedes estar feliz. En Venezuela hay sufrimiento”.

Aseguró que “me sacaron de Venezuela pero voy a regresar y no lo haré solo. Quiero darles una noticia: lo primero que hice al llegar a España fue acompañar una solicitud de medidas de protección ante la CIDH para todos los presos del Sebin y realizaré una gira internacional en materia de Derechos Humanos por todos los presos políticos de mi país”.

 

Foto REUTERS / Juan Medina

 

 

Sobre lo sucedido en Colombia, Saleh explicó que no fue notificado antes de su detención de ser ‘persona non grata’ “como tampoco tenía orden de captura ni código rojo en Interpol. No se me permitió hablar con mis familiares ni abogados y eso fue un delito del gobierno colombiano. Fue una decisión arbitraria de Colombia. Lo importante no es lo que sucedió sino que no puede suceder. Lo reitero: nadie sale de su país por gusto ni mete sus cosas en la maleta”.

“Cuando supimos que Requesens estaba en El Helicoide me angustió mucho y solicité que me cortaran el cabello para poder verlo. Y allí estaba, en una celda al lado del gimnasio, junto a una colchoneta. Nos dimos un abrazo a través de la reja y me dijo: ‘no te vayas, no me dejes’, y eso me rompió más el corazón”, relató.

“Estar allí adentro me permitió crecer y madurar, porque me permitió conocer al monstruo desde adentro, de valor un cubierto, una silla, una mesa. Cuando estás en el Sebin no sabes si has dormido una hora, 10 minutos, 1 minuto”, insistió y aseguró que “la exvicefiscal Katherine Harrington, dirigía las torturas en La Tumba, en el Sebin y eso lo sabía Luisa Ortega Díaz”.

“No fui el único que fue torturado por órdenes de Katherine Harrington. En La Tumba el silencio es absoluto. Recuerdo que iban los funcionarios y me decían si tu quieres que esto se acabe ya sabes lo que tienes que hacer. Preferí continuar en silencio”, agregó.

Al ser consultado sobre su estado de salud explicó que le han realizado algunos exámenes médicos. “Me han hecho algunos exámenes, tengo falta vitamina D, pero lo que más preocupa son los problemas que tengo con el riñón, me faltan otros exámenes urológicos, pero estoy bien, estoy en libertad y eso es más de lo que esperaba”, aseveró.