El chiste del día: Gobierno bolivariano dice que venezolanos emigran por “expectativas y campañas engañosas”

El Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, habla durante una conferencia de prensa al margen de la 48ª Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) en el Edificio Principal de la OEA el 4 de junio de 2018 en Washington, DC. / AFP PHOTO / Mandel Ngan

 

El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, dijo hoy que “expectativas y campañas engañosas” han incidido en la emigración de sus connacionales, que países de la región califican como crisis por ser de alto flujo, pese a que el Gobierno de Nicolás Maduro la niega.

“Estudios (que) realizamos con los compatriotas que regresan con el plan vuelta a la patria reflejan expectativas y campañas engañosas (como motivos) que los impulsaron a salir”, afirmó en Twitter el jefe de exteriores de Venezuela.

Según datos divulgados por la ONU, cerca de 2,5 millones de venezolanos han salido de su país en los últimos años huyendo de la severa crisis política y económica que atraviesa la nación con las mayores reservas probadas de petróleo en el planeta.

De ellos, alrededor de un millón se han instalado en Colombia, de acuerdo con datos ofrecidos por las autoridades migratorias de ese país, al que 35.000 venezolanos cruzan cada día, muchos en busca de bienes de primera necesidad y otros para emigrar de forma definitiva.

Con todo, el Gobierno de Maduro niega que exista una crisis migratoria venezolana, aunque puso en marcha un plan, denominado “vuelta a la patria”, para facilitar el retorno a su país de venezolanos en estado de indefensión.

El Gobierno ha dicho que a través de este plan financió el regresó de casi 8.500 venezolanos, una cifra que no representa siquiera el 1 % de los emigrados que maneja la ONU.

Arreaza aseguró hoy que la xenofobia, el desempleo y la discriminación son los principales motivos que llevaron a estos venezolanos a volver, y que “hay amplias listas de espera” de ciudadanos que ansían retornar, un dato que adelantó el propio Maduro hace casi un mes.

EFE