3 tipos de hombres con los que una mujer nunca debe salir

 

¿Sabes cuáles son los tipos de hombres con los que una mujer nunca debe salir? Si bien en un principio un varón suele mostrar el mejor lado de su personalidad, la realidad es que conforme pasa el tiempo, muestran su verdadero “yo” y esto podría afectar severamente la el vínculo cuando algo de su persona te molesta, reseñó Soy Carmín.

3 Tipos de hombres con los que una mujer nunca debe salir

1. Hombres que te hacen sentir menos

Este tipo de hombres suelen ser muy críticos con lo que haces y dejas de hacer. Te dicen la manera en que debes vestirte e incluso pueden decirte que “bajes de peso”. Este rasgo es propio en la mayoría de los casos, de quienes tienen mucho éxito o dinero y buscan simplemente una compañía que se comporte tan y como ellos desean. En los casos más extremos, estos hombres controladores y narcisistas, también terminan siendo violentos.

2. Hombres que no cumplen sus promesas

Este es un claro síntoma de que es una persona mentirosa y evidentemente, esto no es nada positivo. Vivir aparentando, prometiendo y no cumplir es un rasgo muy negativo para una relación. Acomodarse a circunstancias con las que no se está de acuerdo, también es una manera de incurrir en la falsedad.

Muchas veces esas mentiras no son fáciles de detectar, ya que hay hombres que son verdaderos profesionales de la simulación. Es por ello que es importante que nos fijemos en cómo se comporta con los demás y con nosotros. ¿Su comportamiento cambia? Piénsalo.

3. Hombres que cambian mucho de opinión

Este tipo de hombres suelen ser impulsivos y al mismo tiempo, modifican sus comportamientos y decisiones de manera inesperada. De repente, no puedes imaginar a un hombre tan afectuoso y dedicado que él. Sientes que lo adoras y que es el gran amor de tu vida pero después se convierte en una especie de monstruo que lleva dentro y lo desconoces por completo.

Este tipo de hombres son agotadores emocionalmente. Tienen un profundo conflicto consigo mismos, que no han superado. Y definitivamente, si estás conociendo a una persona con cualquiera de estas tres características (o si incluso ya es tu pareja), es momento de que pienses bien si vale la pena seguir en una relación que lo único que provocará es desestabilizar tus emociones.