Rafael Veloz: Los ciudadanos organizados son determinantes en el proceso de transición

Rafael Veloz, abogado (Foto Prensa VP

 

 

El concepto de transición política remite a un proceso de radical transformación de las reglas y de los mecanismos de la participación y de la competencia política, ya sea desde un régimen democrático hacia el autoritarismo, o desde éste hacia la democracia. En sentido estricto el concepto se aplica en torno al análisis del paso desde un régimen autoritario hacia uno poliárquico (Dahl:1961). Desde una perspectiva general, el término de transición hace referencia a un proceso de cambio mediante el cual un régimen preexistente, político y/o económico, es reemplazado por otro, lo que conlleva la sustitución de los valores, normas, reglas de juego e instituciones asociadas a éste por otros(as) diferentes (Santamaría:1982). Ello implica que las transiciones no siempre se circunscriben a transformaciones políticas, sino que también puedan afectar otros ámbitos. Así, y además de la esfera política, habría que referirse a la económica, institucional o a aquélla otra que afecta a la organización del Estado, y cuya conjunción en algunos ámbitos espaciales ha sido caracterizada como de una revolución sin precedentes históricos (Offe:1992).

El parlamentario (VP) Rafael Veloz acudió a este concepto de transición registrado en Wikipedia para ilustrar de manera clara por qué la transición en Venezuela es un proceso indetenible en el que la sociedad civil organizada, es decir los ciudadanos, representa una pieza fundamental en este tablero de ajedrez en que las piezas tienen que ser movidas con una destreza tal que permita dar el merecido jaque mate sin lugar a dudas.

“En un período de transición es inevitable un cambio de gobierno que abarca no solo al sistema político, económico y social, (recordemos lo sucedido en países de Europa del Este después de 1989). La crisis venezolana que se incrementa cada vez más parece no ser entendida por quienes están en el poder en estos momentos, tampoco asimilan el rechazo total de una población que sufre las penurias de un decante sistema caracterizado por la corrupción, el narcotráfico, la guerrilla que se pasea inmutable por estados centrales del país, el sometimiento a cambio de alimentos y medicinas cuando se consiguen, el colapso de los servicios públicos, el desabastecimiento actual de la gasolina –cuyo componente es de dudosa calidad-en fin, esta pequeña radiografía demuestra por qué la necesidad de un cambio de lo actual, única salida para evitar una catástrofe anunciada”, dijo Veloz.

Para quién fue presidente del Colegio de Abogados de Caracas y de la Federación Interamericana de Abogados (FIA) es necesario que los ciudadanos desde ahora conozcan a fondo los alcances del proceso de transición, sus fortalezas y consecuencias: “De allí que hemos programado una agenta bien apretada de visita a las regiones y a través de herramientas comunes que nos unen como el Frente Amplio Venezuela Libre, el Frente Amplio Profesional, la Plataforma de Conflicto, Primer Poder y tantas organizaciones civiles ocupadas en presentar propuestas al país, informemos a los ciudadanos los alcances de este proceso que en nuestro país irá de la dictadura a la democracia”.

A propósito del rol que tienen los ciudadanos en el proceso de transición -iniciado en el país- Veloz se refirió a la actividad civil que este sábado tendrá lugar en Caracas, el Congreso Nacional de Líderes Vecinales desde las 8 de la mañana en la Escuela Técnica Don Bosco, en Los Ruices, evento de la sociedad civil coordinado por Celia González quién conjuntamente con su equipo atenderá las  propuestas de acción vecinal que permitan “sacudir” a la ciudadanía organizada y a los líderes emergentes por cada parroquia y municipio del país comenzando por Caracas.

“Es urgente el restablecimiento del orden constitucional y la reconstrucción de las instituciones y del tejido social y el crecimiento económico y el progreso de una sociedad devastada por una crisis y a través del proceso de transición demostraremos interna y externamente, que estamos transitando por la ruta precisa, correcta que favorecerán el retorno de la democracia. Es el momento de dejar a un lado intereses personales, de la índole que sean, acá el protagonismo lo tiene nuestra NACIÓN, así con mayúscula para en un plazo muy breve plazo poder con las alianzas necesarias, iniciar la tan esperada reconstrucción del país, asegurándonos de antemano que experiencias como las vividas en los últimos años no se repetirán”.

También se refirió a la fecha de la culminación presidencial –período cuestionado- de Nicolás Maduro. “La fecha del 10 de enero 2019 es una fecha histórica para Venezuela porque no permitiremos la consolidación fraudulenta de la tiranía. Los ciudadanos nos plantaremos ante la imposición de continuidad de la destrucción del país”.