Indignación de venezolanos en España con Errejón por decir que en Venezuela “se come tres veces al día”

Pablo Iglesias e Íñigo Errejón en un acto de Podemos en Barcelona. SANTI COGOLLUDO

 

El candidato de Podemos a la Asamblea de Madrid, Íñigo Errejón, ha sido criticado duramente por parte de opositores venezolanos y de sus rivales políticos tras decir que “en Venezuela se come tres veces al día”. A poco más de seis meses de las elecciones para el gobierno de la Comunidad, el comentario es nueva munición para otros candidatos que asocian frecuentemente al partido de izquierda con el gobierno de Venezuela.

Por: Fernando Peinado El País 

La declaración de Errejón durante una entrevista con la revista chilena “The Clinic” se produce a pesar de que es menos frecuente escuchar a líderes de izquierda extranjeros defendiendo la gestión del régimen de Nicolás Maduro, tras el rápido deterioro de la situación en el país sudamericano.

En la entrevista, Errejón defiende que en Venezuela se han producido “importantísimos avances” en salud o educación y evita criticar directamente al gobierno por la inseguridad o la escasez. En su opinión, parte de la culpa de esos problemas se debe a “poderes extranjeros” y “poderes oligárquicos”. Fuentes del equipo de Errejón le dicen a EL PAÍS que se ha producido una mala interpretación de sus palabras que, agregaron, “no suponen una defensa del gobierno de Maduro”.

Líderes opositores y de asociaciones de venezolanos en Madrid han tachado de ofensivas las palabras del líder regional de Podemos. El destacado opositor venezolano Antonio Ledezma, residente en Madrid, se refirió a Errejón como “Lucifer” por desear para España “el infierno” que vive Venezuela, informa Europa Press.

Ledezma considera que esa descripción de la realidad venezolana “es una manera de profanar las tumbas de los miles de venezolanos que han muerto de hambre, por problemas de salud o a manos del hampa”.

Miguel Henrique Otero, director del diario venezolano El Nacional, que vive exiliado en Madrid desde hace cuatro años, le dijo a EL PAÍS que cada vez hay menos líderes de izquierda europea que defienden en público al régimen de Maduro.

Para leer la nota completa, pulse aquí.