Puntofijo 60 años después

Foto: Puntofijo 60 años después / Prensa

 

Al celebrarse el pasado 31 de Octubre los 60 años de la firma del Pacto de Puntofijo se realizó, el cierre de las actividades que comenzaron el pasado 23 de Enero y se extendieron hasta este miércoles 7 de Noviembre, un foro realizado en la Universidad Simón Bolívar, para conmemorar la importancia de ese acuerdo de gobernabilidad, firmado por los tres jefes políticos de los principales partidos (AD, COPEI y URD), cuyo objetivo era la construcción y consolidación de la democracia en Venezuela tras la caída de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, un documento esclarecedor para hacer política y reconstruir el pais.

“El Pacto de Puntofijo es un documento que muchos citan y hacen referencia a él sin nunca antes haberlo leído”, afirmó el Dr. en historia Luis Buttó, Secretario General de la Asociación de Profesores de la Universidad Simón Bolívar. Indicó que esas personas que desconocen el contenido de ese documento son los que apoyan la tesis de “desmontar la democracia puntofijista por no considerarla una democracia real”.

A juicio de Buttó, si en las aulas de clase “se explicará el Pacto de Puntofijo de la misma forma en la que se leía al Príncipe de Maquiavelos, la Biblia, o al Quijote quizás la gente no incurriría en tantas torpezas políticas, repetidas”. “La política es la lucha por controlar el Poder de una sociedad determinada”, sin embargo, destacó que las herramientas que se utilicen por la lucha por ese Poder es otra cosa y “va a depender de la idea de cómo los lideres políticos deben regir esa sociedad”.

Por su parte Johan Perozo, dirigente político, presentó un enfoque de lo sucedido en el año 1958 cuando se redactó el Pacto de Puntofijo, destacó que éste “cumplió su cometido”, estabilizar la vida republicana del país, logro que se lo consolidó en las elecciones donde resultó electo presidente de Venezuela Raúl Leonis, la primera vez que un presidente electo democráticamente le entrega a otro cuya procedencia de origen también es una elección… Igualmente, acotó que luego cuando en 1968 el DR. Rafael Caldera gana la Presidencia de la República en las elecciones de diciembre de ese mismo año, pudiéndose alternar por primera vez en la historia dos partidos distintos en el ejercicio del poder. Hay que recordar que “para la época sólo existían cuatro partidos importante Acción Democrática, COPEI, URD y el Partido Comunista que inició en México y se trasladó a Venezuela ”.

Perozo también recordó la importancia que jugaron los empresarios, el profesorado universitario y los estudiantes para normalizar al país después de la caída de la dictadura. “Los partidos políticos realizaron distintos eventos, convenciones, congresos, conferencias, que fueron determinantes para llegar a conclusiones definitivas para el acuerdo político que en ese momento se están llevando acabo”, agregó el dirigente político. Resaltó que el Pacto de Puntofijo es el hito histórico más importante de historia contemporánea de Venezuela porque operaron en conjunto los partidos políticos a pesar de las diferencias ideológicas, tácticas, políticas y programáticas.

Del mismo modo, Eduardo Martínez refirió que el Pacto de Puntofijo marcó un antes y un después de Venezuela, “porque los militares regresaron a sus cuarteles y los civiles tomaron el Poder Ciudadano como correspondía, y fue lo que hicieron durante 40 años”. Agregó que se sacó de la diatriba política de la vida diaria una serie de factores fundamentales para que las instituciones funcionaran.

Durante la ponencia de Martinez se explicó como el Partido Comunista, a pesar de haber trabajado en este acuerdo, se excluyen y queda excluido de la firma del Pacto por lo que se vivía en aquel momento con la Unión Soviética.

Para concluir, el diputado a la Asamblea Nacional, Luis Barragán alegó que “un pueblo que olvida está sometido a vivir una amarga experiencia, bajo la dirección de quienes nunca han tenido, no tienen, ni tendrá una trayectoria de lucha por Venezuela”. En tal sentido, afirmó que en el pais existe una experiencia democrática más allá del año 1999, del siglo XXI

Asimismo, indicó que la “amarga” experiencia de las dictaduras militares antes de 1958, estaban los más representativos partidos políticos de la Venezuela para época trabajando en conjunto a pesar de las diferencias. Recordó también las existencias de los programa mínimo común que iban más allá de quinquenio de gobernabilidad.

“En términos generales se puede decir que cuando la dictadura terminó habían tres universidades en el país, cuando Puntofijo habían más de 100”, dijo el parlamentario. Por lo qué reflexionó que si en ese momento se logró firmar ese acuerdo, en este momento “es posible que con las nuevas fuerzas sociales que tenemos, lleguemos a un compromiso de profundo aliento histórico”.

 

Nota de prensa.