Al menos 38% de los venezolanos desea emigrar a Chile, Colombia, Perú y Ecuador

Una venezolana aguarda frente a una oficina de migración de Colombia / Foto Luis Robayo/Agence France-Presse

 

La más reciente encuesta nacional Diáspora, realizada por Consultores 21 en septiembre, señala que la emigración aumentó: 5.620.829 venezolanos salieron del país hasta el tercer semestre de 2018. Esto significa que partieron 1.529.112 personas más que en el cuarto trimestre de 2017, cuando se registraron 4.091.717 salidas, de acuerdo con los cálculos basados en el número de hogares publicados por el INE, toda vez que el gobierno no presenta cifras oficiales. De la cantidad de viajeros, la mayoría procede de la Región Capital, el estado Zulia y entidades andinas y los destinos más buscados son Chile, Colombia, Perú y Ecuador.

Por Olgalinda Pimentel / El Nacional

Sin embargo, la diáspora se frena: 2 de cada 10 personas planea migrar y piensa hacerlo en lo que resta de 2018 o en 2019. Se trata de 38% de los consultados, es decir, 9% menos que en el segundo semestre de 2018, frente a 59% que aseguró preferir quedarse en el país.

Este nuevo hecho es atribuido a los problemas surgidos por la crisis migratoria, explica Saúl Cabrera, director de Consultores 21, que se propuso recoger los datos actuales sobre el problema de la migración. “Los venezolanos comenzaron a observar las dificultades que sufrían sus connacionales en el exterior, el trabajo que pasan y la ayuda de las redes sociales que les han permitido aliviar su situación”. Otro factor que influye en el freno de la migración forzada es la remesa, y lo refleja el estudio.

Del total de consultados en hogares venezolanos, 71% aseguró que recibe ayuda de familiares en el exterior: 6 de cada 10 afirma poder cubrir al menos la mitad de sus gastos.

“Aunque el deseo de migrar disminuye con respecto a la medición del trimestre anterior, no significa que se detiene el proceso de la diáspora. Hasta la fecha, 8 de cada 10 personas piensan que estamos atravesando una crisis migratoria”, señala una de las 6 conclusiones del estudio, el cuarto que la empresa consultora realiza sobre el tema. El primero fue en diciembre de 2017.

 

 

Irse como sea. Entre quienes expresaron su deseo de emigrar predominan las personas de 25 a 45 años de edad, principalmente de los estratos marginal popular y media alta. Son opositores (no MUD y MUD), seguidos por los indefinidos y los chavistas no maduristas, indica la encuesta.

De las personas que quieren irse, 41% señala que no tiene claro cuándo lo hará, mientras que 30% expresa que se irá durante 2019. 28% desea hacerlo en 2018. En promedio, 2 integrantes de cada familia consultada se encuentran fuera del país.

En la encuesta se observa la falta de planes que ha caracterizado a la última ola del éxodo. A la pregunta de con cuánto cuenta para emigrar, 39% no sabe dónde va a conseguir el dinero, 47% espera salir con ayuda de un familiar, y 12% dice que se irá con sus ahorros.

Chile, Colombia, Perú, Ecuador y Estados Unidos son los destinos preferidos de una lista de 21 países en los cuales los venezolanos quisieran radicarse. 4 de cada 10 dicen que sus familiares no regresarán al país.

La crisis migratoria y el Plan Regreso a la Patria fueron aspectos abordados por la empresa consultora.

74% de las personas piensa que se padece una crisis migratoria, mientras que 24% dice que “esa es una campaña mentirosa que busca la intervención extranjera”. Pero a la pregunta de si “cree que hay mucha gente en las embajadas que se fue y que está pidiendo ayuda del gobierno para regresar al país”, 56% respondió que el gobierno miente al afirmar que los venezolanos esperan regresar, frente a 39% que considera que la versión es cierta.

“Estamos viviendo el mayor éxodo poblacional que haya conocido Venezuela. La migración es una opción de salida del venezolano que demuestra el alto grado de desesperanza ante la crisis por la que atraviesa el país”, es la primera conclusión de la encuesta nacional.

 

El DATO

Diáspora es una encuesta nacional de hogares realizada a 2.000 personas, que comenzó en la segunda quincena de septiembre de 2018 con el propósito de recoger el impacto de las recientes medidas económicas anunciadas por el gobierno. Tiene un error muestral de 2,24%.