Los Runrunes de Nelson Bocaranda

ALTO

¿VULNERABILIDAD?:

Los últimos incidentes como la retención de la caravana presidencial, los sucesos en el Arco Minero y la demostración palpable de que el ELN, actuando libre y apoyado en nuestro territorio, asesinó a militares venezolanos pareciera que han movido al alto gobierno a repensar, entre otros temas, el tan cacareado plan económico que ha sido un verdadero desastre en todos los sectores donde lo han aplicado. Una valiosa e informada fuente nos decía a varios periodistas que Maduro ya tenía listo un giro radical en materia económica, así como cambios importantes en el alto gobierno desde ministros hasta magistrados pasando por miembros del llamado “poder moral”. Según otro informante “el jefe del gobierno quiere que el 2019 comience mejor”. Hay que añadirle la angustia, aunque traten de disimularla, con la fecha del 10 de enero donde ya mas de 60 países han dejado saber que no reconocerían a Maduro como presidente a partir de ese día pues nunca validaron la ilegítima elección del pasado mayo. Mientras tanto siguen distrayéndonos con la criptomoneda Petro, anunciando el militar ministro de energía y jefe de PDVSA que la van a presentar ante la OPEP en 2019 como unidad de cuenta. Hasta ahora les ha salido el tiro por la culata con la moneda virtual pues no se han visto transacciones reales sino solo “anuncios optimistas a futuro”. Tienen 20 años ofreciéndonos la “Venezuela Potencia” y ahora es que piensan en “descolonizarnos”…

“EL PEAJE”:

Converso con un respetado dirigente del sector productivo agrícola y me detalla las 46 alcabalas que hay entre La Grita y Caracas y que someten a un “peaje”, en cada una, a los agricultores (“ferieros” los denominan) que traen las hortalizas a Caracas. Por ello el precio puede pasar de 300BS a 1000BS entre los dos polos. Respecto a los llamados “caveros”, que traen sus cavas refrigeradas donde transportan los quesos desde el Oriente a Caracas, deben toparse con 26 alcabalas a las que deben dejarles a los uniformados -de los distintos componentes que las integran- al menos “un quesito de mano pues no hemos comido desde hace días”. Muchos confiesan la falta de alimentación y la mala calidad de esta, si se las dan, en sus cuarteles. Escuché a Carlos Odoardo Albornoz, miembro de Fedenaga, con @cmrondon cuando explicaba que el desabastecimiento de la carne se ubicaba entre el 85 y 90%. “La baja en la caída de la producción es una situación aberrante y lo más lamentable es que, después de la estatización del sector pecuario por parte de seis gobernadores en los estados Apure, Barinas, Guárico, Portuguesa, Cojedes y Yaracuy, el incremento del precio de la carne al consumidor ronda entre 700 y 900 % dependiendo de las regiones”. Me asombré cuando detalló la dimensión del daño que esos 6 gobernadores causan al área ganadera: una vaca de 370 Kg (promedio de peso nacional) la pagan en 45 Bs S. Es decir, vale 15.000 Bs S. Pero un Kilo de cebolla vale 1500 Bs S. Por lo tanto, esa vaca solo da para comprarnos 10 Kg de Cebolla. Entienden ahora ¿porque no hay carne? …

MEDIO

RUSIA ESTA CLARA:

La agencia de noticias financieras Bloomberg recogió en Moscú la declaración del viceministro de Finanzas de Rusia, Sergey Storchak, donde señalaba: “Nuestros socios entienden bien que, dadas las relaciones problemáticas” con las deudas existentes, “la cuestión de los nuevos préstamos no surge”.

Storchak dijo estas palabras a los periodistas el viernes, 2 de noviembre en Moscú, después de regresar de una visita a Caracas como jefe de una delegación rusa que se reunió esta semana con funcionarios del Ministerio de Finanzas y el Banco Central de Venezuela, así como con la administración de Petróleos de Venezuela. “El lado venezolano se está comportando con mucho cuidado en este sentido”, detalló el portavoz oficial ruso. Además, el viceministro aclaró que el Gobierno venezolano no busca dinero de Rusia, sino “solo un consejo económico”. Bien dice el refrán “a confesión de parte relevo de prueba”. La foto que ilustra la noticia fue tomada en Caracas y muestra a Storchak junto a los muy sonrientes ministros de Producción Agrícola y Tierras, Wilmar Castro Soteldo, y de Finanzas Simón Zerpa. Según recoge el medio digital financiero, los funcionarios venezolanos habrían solicitado consultas regulares e “incluso quieren tener un asesor ruso en el Gobierno” para ayudar a evaluar las reformas y “crear un clima propicio para las relaciones de inversión mutuas”, según informó Storchak.

OTRO VIAJERO:

El constituyente Jesús Faría, quien en recientes momentos ha sido crítico con la ejecución económica del gobierno de Maduro, fue a Moscú como vicepresidente de Economía Productiva para “explicar los lineamientos económicos del Programa de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica” (sic) que desde el 20 de agosto impulsa el presidente Nicolás Maduro”. Allí repitió que “las sanciones del gobierno de Trump apuntan a impedir que esas medidas tengan éxito”. No sabemos si llevó los titulares de la poca prensa venezolana que aún circula que señalaban: “700 de 3.200 empresas cerraron por falta de materia prima y altos costos”; “Niños no val al preescolar por falta de comida, ropa y transporte”; “Precio de la carne subió 900% desde la intervención del sector por parte del gobierno”; “Zar del Oro era testaferro de dos generales”; “La bombona grande de gas para el sector popular cuesta mas de 2 sueldos mínimos”; “Regulación del precio de las medicinas no resolvió el desabastecimiento”, “Inflación interanual de Venezuela se ubica en 833.000%” y éste desde la FAO: por solo citar algunos de días recientes. Me pregunto: ¿a quien le iba a explicar ese plan en Rusia si ya el funcionario indicado estaba en Venezuela? Turismo oficial pues.

Más Runrunes