El Borussia Dortmund se lleva el clásico alemán frente al Bayern Múnich con doblete de Marco Reus

Paco Alcacer (L) de Dortmund celebra con sus compañeros de equipo después de anotar la ventaja de 3-2 durante el partido de fútbol de la Bundesliga alemana entre Borussia Dortmund y FC Bayern Muenchen en Dortmund, Alemania, 10 de noviembre de 2018 . (Alemania, Rusia) CONDICIONES DE EFE / EPA / SASCHA STEINBACH

 

Un gol de Paco Alcácer le dio la victoria al Borussia Dortmund por 3-2 ante el Bayern Múnich en un partido que hace más líder aún al equipo de Lucien Favre y que fue disputado con una enorme intensidad a lo largo de los noventa minutos.

El Dortmund se vio dos veces en desventaja y a la postre terminó remontando mostrando otra vez la capacidad que ha mostrado durante este temporada de revertir los partidos en la segunda parte.

Alcácer empezó en el banquillo, entró al campo en el 59 y lo definió en el 73, con el gol más importante de la noche después de que Marco Reus y Robert Lewandowski marcasen por partida doble para cada uno de los dos equipos.

Ahora, la ventaja del Dortmund sobre el Bayern es de siete puntos -de cuatro sobre el Borussia Mönchengladnbach- pero a los bávaros les queda el relativo consuelo de haber hecho hoy su mejor partido de la temporada.

El Dortmund salió al campo con cinco cambios con respecto al equipo que jugó la semana pasada contra el Atlético de Madrid en la Liga de Campeones. Sólo uno de los cambios, la entrada de Manfred Hitz por el meta titular Roman Bürki con problemas de abductores, fue forzado mientras que los otros fueron por decisión técnica.

Zagadou entró en la defensa por Omer Toprak, Julian Weigl en el centro del campo por Thomas Delaney, y adelante Christian Pulisic y Paco Alcácer le dieron paso a Jakob Bruun Larsen y Mario Götze.

El Bayern, en cambio, salió al campo con exactamente la misma alineación que jugó en la Liga de Campeones contra el AEK Atenas, dejando otra vez en el banquillo al colombiano James Rodríguez.

La pelota fue desde el primer momento del Bayern que la puso en la mitad del Dortmund y mostró una gran intensidad en los duelos por los balones divididos.

La primera ocasión clara, sin embargo, la tuvo el Dortmund, en el minuto 10 en los pies de Marco Reus que, tras robarle un balón a Mats Hummels en tres cuartos de cancha, llegó hasta el borde del área, pero su remate fue demasiado débil y no representó ningún problema para Manuel Neuer.

Salvo esa llegada, el control era del Bayern que rodeaba el área del Dortmund y buscaba espacios para llegar. En el 17, Franck Ribery recibió un pase de Joshua Kimmich en buena posición pero remató desviado.

En el 18, el central Manuel Akanji bloqueó un disparo de Serge Gnabry que apareció en el área del Dortmund ante un buen pase de Lewandowski.

En el 26, finalmente, los esfuerzos del Bayern fueron premiados cuando Lewandowski marcó de cabeza dentro del área pequeña a centro de Gnabry desde la derecha.

Tras el gol, el Bayern se replegó un poco y el Dortmund tuvo más la pelota pero sin generar llegadas claras hasta que, al comienzo del segundo tiempo, tras un pase largo de Jadon Sancho, se produjo un mano a mano y Neuer derribó a Reus dentro del área,

Reus convirtió e penalti pero el empate parcial duró poco. En el 52, tras una combinación en el área, con tacón de Gnabry incluido, Lewandowski hizo el segundo para el Bayern, otra vez de cabeza, a centro de Kimmich.

Tras el segundo gol del Bayern, vino una fase de presión del Dortmund con tres ocasiones claras antes de que llegase el gol del empate que marcaría Reus, en el minuto 67 -de volea- centro de Lucasz Piszczek desde la derecha.

Al final, el Dortmund tuvo más fondo y, sobre todo, más recursos desde el banquillo. Paco Alcácer había entrado por Götze en el 59 y, en el 73, marcó el tercero para el Dortmund en un contragolpe y tras un sensacional pase de Axel Witsel.

En el 90, el árbitro central anuló, por fuera de juego claro, un gran gol de tacón de Lewandowski que hubiera sido el empate.

EFE