Una campaña por Venezuela, por Rubén Limas Telles 

 

Hace unos meses atrás, a mediados de año, se dio en Caracas origen la Sociedad Venezolana de Ortobiología. Una Sociedad Científica, multidisciplinaria, enfocada en las ciencias básicas que sirven de soporte a la Ortopedia y Traumatología. Ella pretende ahondar en el conocimiento de los mecanismos íntimos de la enfermedad, cicatrización, reparación y regulación de los tejidos. Busca conocer el complejísimo entramado celular y de señalización que gobierna nuestras funciones vitales, nuestra defensa ante las injurias o amenazas a nuestro cuerpo. Así nació esta sociedad, que hoy en Valencia ha conformado el Capitulo Carabobo.

Esta Sociedad es un compromiso ético, moral profesional y social con la ciencia, para ayudarnos a resolver los grandes problemas de nuestra gente. Estudia la biología molecular en la curación de las enfermedades musculo esquelética. Allí está el futuro de la medicina, en los hallazgos en materia de terapia celular y su aplicación en el ser humano.

Una Sociedad que se convierte en u desafío académico, en medio de todas las adversidades que vivimos hoy en día. Impermeable al desaliento.

Iniciamos además, una campaña nacional dirigida a los médicos denominada “Quédate en Venezuela”, para llamar la atención a nuestros colegas médicos que hoy están pensando salir del país. Este país aun así como esta en este momento, sigue siendo un país de oportunidades. Quienes creemos en él, seguimos luchando por restablecer un país que se ocupe de uno de los problemas más difícil de resolver, como lo es la salud.

La única revolución que hoy existe, es la revolución del conocimiento y la tecnología. Seguir insistiendo en otro sentido, es un despropósito. La Ortobiología es una alianza perfecta entre prestigiosas instituciones que se mantienen de pie, luchando por la nueva Venezuela.

La Unidad de Terapia Celular, El hospital Ortopédico Infantil, El Hospital Universitario Dr. Angel Larralde, la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera, sellaron hoy un compromiso con la ciencia. Este país necesita que demos lo mejor de nosotros para la reconstrucción de la fe y la esperanza.  En ningún otro país, nos esperan como en este.

Quiero felicitar al Dr. Antonio Cartolano presidente de esta sociedad nacional, al Dr. Rafael Arcia vicepresidente, al equipo de la Unidad de Terapia Celular del IVIC liderada por el Dr. José Cardier por seguir creyendo en Venezuela. Con entusiasmo, perseverancia y tenacidad, se está sembrando una nueva esperanza a través de la ciencia, única herramienta capaz de transformar nuestras vidas. Si hacemos ciencia, hacemos salud,  y ello es una campaña por Venezuela.