Empleados públicos venezolanos protestan por despidos “injustificados”

Trabajadores de diferentes sectores participan en una protesta hoy, miércoles 19 de septiembre de 2018, en Caracas (Venezuela). EFE/Cristian Hernández

 

Decenas de trabajadores públicos venezolanos volvieron a tomar hoy las calles, esta vez para denunciar despidos “injustificados”, en medio de la grave crisis económica que atraviesa el país y del conflicto laboral que desde junio pasado mantienen los empleados dependientes del Estado.

“Yo le pido al mayor general César Vegas (presidente del Metro de Caracas) que por favor desista de estos despidos, que reflexione, porque él sabe que estos despidos tienen un contenido político”, dijo a periodistas el trabajador Juan Ovalles desde una protesta en una importante avenida del este de Caracas.

Ovalles no precisó cuántos son los trabajadores del Metro de Caracas que han sido despedidos, aunque algunos voceros aseguran que son cerca de 60.

Según Ovalles, la mayoría de las personas cesadas de sus labores “gozan de muy buena reputación” y eran personal “suficientemente capacitado”.

“El señor general César Vegas, como militar que es, sabemos y lo hemos probado que desconoce totalmente lo que es la materia metro de Caracas”, continuó.

Además, los empleados del subterráneo denunciaron la falta de pulcritud que hay en las instalaciones de este transporte y aseguraron que se debe a la falta de políticas y recursos para su mantenimiento.

Por su parte Pablo Zambrano, miembro de la Intersectorial de Trabajadores de Venezuela y secretario de la Federación de Trabajadores de la Salud (Fetrasalud), señaló que los despidos no están ocurriendo solamente en el Metro de Caracas sino “en otras instituciones”.

“Esta es una de las causas por la que los trabajadores nos hemos venido uniendo”, dijo en referencia a que cada vez son más los sectores dependientes del Estado que se suman a las protestas por reivindicaciones salariales que iniciaron a finales de junio.

Zambrano considera que todas las medidas que ha tomado el Gobierno de Nicolás Maduro “van dirigidas es contra la clase trabajadora”, pero agregó que incluso hay empresas privadas que también han desmejorado los beneficios de sus trabajadores.

Denunció también que “han creado grupos armados para amedrentar a las mujeres” que trabajan en los hospitales e impedirles que protesten.

Entretanto, los empleados de la principal morgue, también dependiente del Estado, junto a otros trabajadores forenses, protestaron en otro sector del este Caracas para pedir mejoras salariales, en rechazo a “amenazas” de la Inspectoría del Trabajo.

Medios locales también informaron sobre protestas de trabajadores de la estatal empresa de telecomunicaciones CANTV, así como de pacientes renales en estados como Lara y Zulia.

En Venezuela se registran protestas casi diarias desde finales del año pasado por la grave crisis económica, traducida en hiperinflación, fallos en los servicios públicos, pérdida del poder adquisitivo, falta de medicinas y alimentos.

El Gobierno tomó en agosto pasado una serie de medidas para hacer frente a esta situación, como un aumento de 3.500 % del salario y la regulación de precios de productos, pero debido a la inflación -diaria de 3 %- con un sueldo de 1.800 bolívares (27 dólares al cambio oficial) es poco lo que se puede comprar. EFE