Caso “Chapo” Guzmán salpica al presidente Andrés Manuel López Obrador

REUTERS/Ginnette Riquelme

Un ex aliado del “Chapo” Guzmán, testigo del gobierno en su juicio en Nueva York, aseguró este martes que el cartel de Sinaloa pagó “unos millones de dólares” en sobornos a Gabriel Regino, quien fue asesor del presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador.

AFP

Jesús “Rey” Zambada, ex sublíder del cartel de Sinaloa, preso en Estados Unidos, dijo que el cartel pagó el soborno en 2005 a Regino, ex subsecretario de Seguridad Pública de Ciudad de México durante el mandato de López Obrador como alcalde, porque parecía que “iba a ser el próximo secretario de Seguridad y se le estaba pagando para nuestra protección”.

Regino negó las acusaciones en su cuenta Twitter.

“Es falso que durante mi ejercicio del servicio público, haya recibido soborno alguno por parte del testificante Jesús Zambada”, escribió.

Durante el primer pago a García Luna, según el testigo, éste era director de la Agencia Federal de Investigación de la Procuraduría General de la República, un cargo que ocupó de 2001 a 2006.

En el segundo pago, de tres a cinco millones de dólares y entregado en 2006, según el testigo, era secretario de Seguridad Pública del gobierno de Felipe Calderón, y por ende controlaba a la policía federal.

Las explosivas declaraciones del Rey Zambada fueron en respuesta al contrainterrogatorio del abogado de Joaquín “Chapo” Guzmán William Purpura, que le consultó largamente sobre declaraciones que hizo a fiscales en Washington DC, tras ser extraditado a Estados Unidos.

El testigo, que está preso desde 2008 y manejaba las operaciones del cartel de Sinaloa en Ciudad de México, fue consultado sobre si en 2005 y 2006 los capos del narcotráfico Arturo Beltrán Leyva, su hermano Héctor, el Indio, La Barbie y el Grande pagaron 50 millones de dólares a García Luna para que éste les diera protección.

“Eso se decía”, respondió el Rey Zambada, hermano del Mayo, co-acusado del Chapo en Estados Unidos pero prófugo de la justicia.

“Si Mayo pudiese corromper al presidente de México, ¿lo haría?”, le preguntó Purpura. “Tal vez”, dijo el Rey Zambada.

En sus argumentos iniciales del juicio, otro abogado del Chapo, Jeffrey Lichtman, dijo que el cartel de Sinaloa sobornó al actual presidente de México y al anterior.

El Chapo Guzmán, acusado de traficar más de 155 toneladas de cocaína a Estados Unidos, puede ser condenado a cadena perpetua si es hallado culpable.

Anteriormente El Rey aseguró que El Chapo sobornó a principios del siglo a:

-La Procuraduría General de la República de México.

-La Interpol.

-La Policía Federal.

-La Policía de Ciudad de México.

-Autoridades del Aeropuerto de Ciudad de México.

Por otro lado, la defensa de Joaquín Guzmán Loera denunció que el Cártel de Sinaloa en realidad tiene como líder a Ismael El Mayo Zambada y que sobornaron al expresidente Felipe Calderón y al actual presidente Enrique Peña Nieto.