Lo asesinaron mientras compartía con sus amigos en una licorería en Bolívar

Foto: Cortesía

 

Albert Joel Hernández González compartía tragos con varios amigos cerca de la licorería La Suplidora, ubicada en el centro de la población.

Por: Carlos Eduardo Vargas | Primicia

La noche transcurría con normalidad hasta que, aproximadamente a las 9:30 del domingo, llegaron varios sujetos al lugar donde estaba el grupo.

Al parecer, su un único objetivo era Albert.

Al precisar al hombre de 30 años, uno de los delincuentes se le acercó y le disparó en reiteradas oportunidades.

Al escuchar las detonaciones, la gente corrió para resguardarse; pero cuando los amigos de Albert lo vieron tendido en el pavimiento, intentaron ayudarlo.
Aún respiraba cuando lo trasladaron hasta el centro de salud más cercano.

Aproximadamente a las 10:00 de la noche llegó al Hospital Dr. José Gregorio Hernández, así que mientras la víctima era atendida por los médicos, falleció, por lo que el caso fue reportado a las autoridades policiales.

Los primeros en llegar al nosocomio fueron los funcionarios de la Policía del Estado Bolívar (PEB) adscritos al Centro de Coordinación Sifontes.

Los estadales confirmaron el deceso y remitieron el caso a los agentes del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).

Horas más tarde, la comisión de la policía científica acudió al hospital para efectuar las pesquisas de rigor.

Ajuste de Cuentas

Los del Cicpc a interrogar a las personas que se encontraban con Albert al momento del ataque.

Comentaron que “todo pasó muy rápido” y no pudieron detallar las características de los atacantes.

Lo que sí precisaron es que luego de la arremetida escucharon el sonido de varias motocicletas alejándose del lugar.

Los detectives también acudieron hasta la escena del crimen en búsqueda de cualquier evidencia que los acercara a los verdugos.

Al parecer, allí colectaron varios casquillos de bala percutidos por el arma homicida.

Como parte del procedimiento, la policía científica, en conjunto con la PEB, se desplegó por la zona en búsqueda de algún sospechoso.

Aunque “peinaron” por varias horas el lugar, no obtuvieron resultados favorables.

Por como aconteció el hecho, los funcionarios que manejan el caso creen que la arremetida se debió a un ajuste de cuentas; sin embargo, no descartan otras hipótesis.

Cuerpo a la morgue

En horas de la mañana del lunes, el cuerpo fue trasladado hasta el Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf), ubicado en la Subdelegación Guayana del Cicpc, para los exámenes forenses de rigor.

Mientras tanto, los familiares del occiso exigieron a las autoridades que den con los responsables del homicidio.

Aseguraron que su doliente era un “hombre de bien y trabajador”, razón por la que alegaron desconocer la causa del ataque.