Cámara Baja de EEUU cancela votaciones por la muerte del expresidente Bush

Imagen de archivo de una sesión de la Cámara Baja de EEUU

 

La Cámara de Representantes de EEUU canceló este lunes todas las votaciones legislativas programadas para esta semana por la muerte del expresidente George H.W. Bush (1989-1993), fallecido el pasado viernes a los 94 años.

“Informamos a los miembros que, a raíz del fallecimiento del presidente George H.W. Bush, esta semana no habrán más votos en la Cámara Baja”, señaló el líder de la mayoría republicana en esa cámara, Kevin McCarthy, en un comunicado enviado a los demás representantes, al que tuvieron acceso medios estadounidenses.

En ese texto, McCarthy indicó que los próximos votos en la Cámara Baja serán a partir del próximo lunes 10 de diciembre.

Por su parte, el Senado pospuso este lunes sus votaciones hasta después del miércoles, fecha en la que se celebrará el funeral de Estado de Bush padre en la Catedral Nacional de Washington.

Más allá de la cancelación y el atraso en las votaciones del Congreso, el fallecimiento de Bush padre también abrió la puerta a que el presidente estadounidense, Donald Trump, pacte una extensión de la financiación federal con el Congreso antes de este viernes para evitar el cierre parcial de la Administración.

“Si (los líderes del Congreso) vienen a hablar sobre una extensión de la financiación (federal) debido al fallecimiento del presidente Bush, lo consideraré y probablemente la autorizaré”, aseguró Trump a los periodistas a bordo del Air Force One en su regreso desde la cumbre del G20 en Argentina.

La financiación para algunas partes de la Administración Trump expirará el próximo viernes 7 de diciembre, el final de una semana en la que Washington estará centrado en los homenajes al fallecido expresidente.

La extensión que hipotéticamente pactaría Trump con el Congreso ampliaría el plazo por dos semanas y daría más tiempo a los legisladores para acordar el presupuesto federal.

En caso de que no se acuerde una prolongación, el Congreso debe aprobar una ley presupuestaria antes del viernes para mantener a algunas ramas del Gobierno de Trump financiadas, incluidos los Departamentos de Seguridad Nacional, Transporte, Agricultura, Comercio, Justicia, Estado y Vivienda y Desarrollo Urbano.

EFE