El calvario de un pensionado en Zulia: Ahorita me desmayé, me dieron agua y me dejaron aquí sentado #4Dic

Foto: VPITV

 

Colas que cansan, colas que hacen perder tiempo a muchos venezolanos y que, causan malos ratos a personas que no lo merecen, sobre todo los jubilados y pensionados, quienes con la practica del ejercicio de la paciencia se han visto “semi blindados” para poder esperar su mesada por largos ratos… pero eso no quita que el “achante” los haga inmunes a los derivados del maltrato físico y psicológico que día a día los pone a prueba esta crisis desbordante y consumista.      

Lucho Suárez | LaPatilla.com

Ahorita me desmayé, me dieron agua y me dejaron aquí sentado“, manifestó un abuelito en Zulia que, a pesar de haber aguantado el vibrante calor que caracteriza al estado a lo largo de su vida, las arrugas y lo áspero de su piel dejan en evidencia que el más fuerte guerrero cede ante los obstáculos que no solo coloca el régimen en su camino, sino las asadoras condiciones climáticas de la región.

Se dice fácil, 30 grados y contando, sin luz, agua y demás servicios por semanas, una fila interminable de personas que ostentan una juventud prolongada para solicitar una pensión mediocre que no alcanza para más de un kilo de cebollas y otro de tomates… ¿Aguantarías ese desafío por horas Nicolás?