Gandoleros temen viajar al interior de Venezuela por asesinatos en carreteras

(Foto La Verdad de Vargas)

 

 

“Cada vez que tenemos que hacer un viaje al interior lo pensamos mucho, evaluamos el riesgo, lo que se va a trasladar y sobre todo si tendremos escoltas, de manera que corramos el menor peligro por lo de los saqueos”, narraron un grupo de gandoleros en cuanto a la inseguridad en las carreteras del país, publica La Verdad de Vargas.

[email protected]

Juan Yajure comentó que en ocasiones no los quieren escoltar, “los que nos da temor por no tener testigos. Cuando pasa algo, como un saqueo y quedamos vivos, tenemos que estar dando explicaciones de cómo pasaron las cosas. Uno queda como sospechoso”

Añadieron los transportistas que cuando se accidentan en alguna avenida o autopista del país “clamamos a Dios para que no nos pase nada malo. Además de que cargamos con teléfonos bien deteriorados para que no los roben, porque hasta por eso hemos sido víctimas”, dijo Enderson Valero.

Yajure mencionó que durante el día es cuando hay más alcabalas y puntos de seguridad en las vías. “En las noches muy poco se ven, por lo que manejamos muy alertas”.

En lo que va de año, los gandoleros han contabilizado hasta 20 compañeros quienes han sido asesinados tras saqueos en todo el país. “En Anaco, autopistas de oriente, para el occidente, Clarines y Paracotos, son zonas que se convirtieron en una guillotina”.

Valero recordó que la semana pasada mataron a tiros a un compañero que trasladaba aceite en Las Lapas. “Son hechos en los que no hay culpables”.

Gastan hasta 30 mil en comida y ganan 10 mil bolívares

“Actualmente estamos trabajando por amor al arte, porque nada de lo que hacemos nos alcanza ni para comer o para mantener en buen estado la gandola”, expresó Yajure, quien detalló que en un comida gastan hasta 30 mil soberanos semanal y ganan 10 mil en la semana.

Explicó que además de esos gastos, tienen que comprar los cauchos que se necesitan, que ya los consiguen en 60 mil soberanos y las pailas de aceite se las venden en 50 mil. “¿Cómo se hace esa cantidad cuando hacemos tres viajes en la semana?”, se cuestionaron los trabajadores.

Valero agregó que debido a los precios de las comidas en las paradas, están gastando más en eso que en lo que pueden llevar a sus casas. “Hace unos cincos años atrás nos alcanzaba para comer, llevar para la casa, para hacerle el servicio al vehículo y hasta para comprar repuestos originales”, recordó.

Para reparar las gandolas han tenido que quitarles repuestos a otros vehículos pesados que tengan parados por una falla distinta y así garantizar la operatividad. “Si tienes 10 gandolas. solo puedes trabajar con tres porque seguro a siete les estas quitando repuestos o partes que necesitas”, apuntó Yajure.

Jeison Martínez destacó que en vista de los precios de las comidas para los viajes, los gandoleros han optado por movilizarse sin compañeros porque de lo contrario, tendrían que gastar el doble y no cuentan con ese dinero.

Poco cargamento decembrino

En cuanto a la carga y traslado en estas navidades, manifestaron que aún no están cargando productos y mercancía relacionada para las fechas decembrinas.

“Lo que más llevamos es madera, azúcar y harina de trigo. Los sitios más recurrentes son el oriente y para el sur del país, como San Félix, en Bolívar”, declaró Yajure./jd