El precio del pan puede saltar de 280 a 700 bolívares en Táchira

 

El vicepresidente ejecutivo para el área económica Tareck El Aissami, anunció en la tarde del lunes, la nueva lista de los precios acordados, que para algunos dicen son irrisorios al estar muy por debajo de los precios reales que tienen al momento del usuario convencional proceder a la compra en los diferentes mercados y tiendas en el país.

Por Ricardo W. Durán / LaNación

Pero otros precios dispararon las alarmas tras los aumentos descomunales en los incrementos de las materias primas, entre ellos el gremio panadero sería uno de los principales afectados hasta al momento, al verse obligado a pagar hasta un 625% más por la compra de los rubros necesarios para el pan tanto dulce como salado que encanta el paladar de los venezolanos.

Los panaderos que acceden a materias primas a precios oficiales tendrán que pagar por un bulto de harina un 500% más de lo que pagaban hace tan solo unas semanas, además la mantequilla aumentó en 458% y la azúcar en un 625%, lo cual se verá reflejado en los precios que las personas deberán pagar al momento de comprar un pan, se pudo conocer este martes por personas allegadas al sector.

El pan ya no es popular

Aunque algunas panaderías no han reflejado a totalidad los nuevos precios motivado al tener aun mercancía en existencia, este martes en San Cristóbal amaneció el pan ajustado a la realidad inflacionaria del país, ubicándolo desde 280 hasta 700 bolívares por pan dulce, en el caso de los panes rellenos ya rozan los 1000 bolívares y algunas asociaciones de panaderos ya manejan un precio aproximado de 10.000 bolívares por el pan de jamón durante la temporada navideña.

El trabajador que gana sueldo mínimo ha perdido su capacidad de compra, incluso sobre el pan que históricamente ha sido lo más económico para la familia venezolana, no alcanzándole el nuevo salario fijado a medio petro para la compra de no más de 10 panes sobre su mes de salario, motivado a la decisión del gobierno que afecta a los ciudadanos que recurren al pan como alternativa al alto costo de las harinas.