Los abuelos, la pensión y el colapso bancario

Los pensionados pasan horas a la intemperie solo para cobrar lo que el Gobierno deposite. (Fotos: Archivo )

 

La historia comienza con el anuncio oficial del pago del diferencial de dos mil 700 bolívares por la pensión de diciembre. El depósito vuelca a la comunidad de adultos mayores a las afueras de las entidades bancarias del país para cobrar. Así lo reseña laverdad.com

Desde este lunes en la noche cuando la noticia corrió como pólvora, empezaron a llegar para hacer la formación. El Banco Bicentenario, agencia de la Plaza Bolívar, no fue la excepción. Para la mañana de este martes los abuelos ya tenían dos colas, una para los discapacitados y otra para los que no tienen ningún impedimento físico.

Allí los problemas no faltaron. Euberto Rodríguez solo acompañaba a su esposa a cobrar, pero mientras la esperaba casi se desmaya. Los otros que estaban en la cola lo hidrataron. “Estaba mareado y todavía estoy mareado. Vengo de San Francisco. Hay dos entidades en la Zona Industrial, pero están cerradas. Estoy en el banco desde las 5.30 de la mañana, que vine de la casa”.

Entre caos

San Francisco no es el único municipio que presenta problemas con las sedes para cobrar. De hecho es uno donde se reportan trancas debido a las deficiencias que existen para que los abuelos cobren la pensión del Seguro Social. Solo el viernes 23 de noviembre los pensionados cerraron las adyacencias de la plaza de Las Banderas, porque el banco no tenía suficiente efectivo.

Al municipio sureño se suma Los Puertos de Altagracia, en la Costa Oriental del Lago, ciudad donde reside Ada García, quien denunció que en la población no existe una sucursal del Banco Bicentenario. “Tenía uno dentro de las instalaciones del complejo Petroquímico El Tablazo, pero como es muy peligroso, ya no nos dejan cobrar”.

Para ella viajar a Maracaibo es un “sacrificio” porque deben pararse a las 3.00 de la madrugada, a veces a las 4.00 para llegar a la capital zuliana. “Estamos todo el día y nos vamos sin cobrar. Al otro día tenemos que regresar y pasan tres, cuatro y hasta cinco días”.

Mara es otro municipio que no tiene agencias para los pensionados y cualquier otro usuario, según detalló Yuli Loaiza, docente en la mencionada jurisdicción, quien explicó que viaja a Maracaibo para sacar precisamente lo que cobra el transporte público de allá hacia la ciudad. “La prioridad son los pensionados, pero deberían darle prioridad a aquellos que tenemos que trasladarnos desde Mara, casi ni venimos, a veces tres, porque no podemos venir, gastamos mucho pasaje y nos vamos sin nada”.