Nicaragüense acusado de asesinar a venezolana llegó a Costa Rica en junio

 

El guardia Espinoza Martínez, acusado de asesinar a la turista venezolana

 

Un guardia del hotel Le Mas de Provence, en San Antonio de Escazú, San José, fue detenido como sospechoso del asesinato de la turista venezolana Carla Stefaniak, de 36 años, publica La Nación.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) informó este martes por la tarde que la captura se realizó el lunes a las 11 p. m., luego de allanar el apartamento en el que el sujeto, de apellidos Espinoza Martínez, habitaba.

Además, aunque no hay confirmación forense, este martes todas los análisis indicaban que el cadáver semienterrado en la misma propiedad, corresponde a Stefaniak, desaparecida desde el 28 de noviembre.

 

El apartamento en el que estuvo la venezolana Carla Stefaniak, así como el del guarda detenido fueron revisados por agentes judiciales. Foto: OIJ para LN

 

 

Wálter Espinoza Espinoza, director de la Policía Judicial, detalló que el testimonio que ofreció del hombre no coincidía con los hechos observados en varios videos que fueron analizados por los investigadores del caso, por lo que desde ese momento se convirtió en sospechoso.

“Logramos verificar que la versión que estaba brindando uno de los guardas de seguridad del lugar donde la joven se había hospedado era incompatible e incoherente con la realidad y presentaba muchas contradicciones.

“Por esa circunstancia, allanamos en sitio en donde tenía su domicilio, que es en el mismo lugar donde se hospedó Carla Stefaniak, Él residía en el apartamento siete y ella se encontraba en el ocho, por lo que estuvo cerca de ella en posibilidades temporales y espaciales”, precisó Espinoza Espinoza.

El jerarca judicial detalló que el sospechoso, de 32 años, es de nacionalidad nicaragüense. Llegó a Costa Rica en junio de este 2018 y se mantenía en condición migratoria irregular.

 

Un guarda del hotel fue detenido como sospechoso del crimen de la venezolana. Foto: OIJ para LN

 

Agregó que el sujeto fue presentado por el Ministerio Público ante los Tribunales de Justicia y que ahora están enfocados en obtener más prueba que permita fortalecer la vinculación del sujeto con el crimen.

“Continuamos con la investigación del caso, tenemos un fuerte contingente de investigadores en el sitio explorando otras posibilidades para obtener más pruebas que permitan una vinculación irrefutable de Espinoza Martínez con el hecho, el cual es importante para el país y para la familia de la víctima”, afirmó el director del OIJ.

Casi dos horas después de que trascendiera la captura, la Fiscalía del Primer Circuito Judicial de San José confirmó que el sospechoso del crimen descontará tres meses de prisión preventiva, luego de que el Juzgado Penal de la zona acogiera la solicitud planteada durante la audiencia de solicitud de medidas cautelares.

“Los hechos que se investigan ocurrieron entre la noche del 27 de noviembre y la madrugada del 28, en un hotel de Escazú cuando, al parecer, Espinoza Martínez aprovechó el acceso que tenía a las habitaciones para ingresar al cuarto de la joven.

“Se presume que, con un arma punzocortante y un cable, el imputado acabó con la vida de la extranjera y semienterró el cuerpo”, indicó el Ministerio Público en un comunicado de prensa.

Por otra parte, Federico Jenkins, abogado del hotel Le Mas de Provence, explicó que el servicio de seguridad del hotel es contratado a un tercero y confirmó que la casa de huéspedes permanece cerrada.

‘Todos los datos apuntan a que se trata de la joven’

Este mismo martes el jerarca judicial dijo que, inicialmente, el cuerpo encontrado a 80 metros de donde se hospedaba Stefaniak sería el de ella, pero que deben comparar las huellas dactilares obtenidas en la autopsia con las que les facilite la Oficina Federal de Investigación de Estados Unidos (FBI).

“Todos los datos apuntan a que se trata de esta joven, pero con las huellas buscamos una determinación más precisa, técnica y científica”, aseguró Espinoza Espinoza.

En el apartamento en el que ingresó la venezolana el pasado 27 de noviembre, los agentes judiciales localizaron “fluidos biológicos” compatibles con sangre.

Asimismo, el director del OIJ mencionó que el cuerpo de la fallecida presentaba heridas de arma blanca en el cuello y los brazos, así como un fuerte golpe contuso en la cabeza.

Pese a la versión brindada por la Policía Judicial, la familia de Stefaniak informó mediante un perfil oficial de Facebook que ellos aún no han visto el cuerpo que está en la Medicatura Forense, en San Joaquín de Flores de Heredia, por lo que no han confirmado que se trata de su pariente.

“La familia aún no ha visto el cuerpo. Estaban en el proceso de asegurar registros dentales para los examinadores. No sabemos por qué los medios de comunicación anuncian la identidad del cuerpo o lo que los funcionarios de Costa Rica están tratando de hacer al no permitir que la familia vea los restos.

“La familia no ha confirmado la identidad o proporcionado muestras de ADN. Esto es desgarrador”, afirma el perfil.

En horas de la mañana, Carlos Caicedo, papá de la venezolana, expresó que el guarda del hotel Le Mas de Provence tenía detalles de cosas que podrían ayudar a aclarar lo sucedido a su hija.

”El vigilante que trabajó durante la noche y que (alegó haber visto) cuando ella abandonó el lugar tiene mucho que decir.

”Sabemos en qué vehículo abandonó el lugar a las 5:15 a. m. de ese fatídico 28 de noviembre (…). Salió con sus maletas de 50 libras cada una, ¿puede creer que ella subió sola esas maletas o la ayudó el vigilante?“, expresó a los medios de comunicación.

Información actualizada a las 4:57 pm de este martes 4 con más datos del OIJ y la Fiscalía.