La vida del excura pedófilo capturado en Zulia corre peligro, según su hermano

Foto: Panorama

 

“Mi hermano no vuelve vivo a España. Lo van a matar en Venezuela, su vida corre un grave peligro”. Así lo cree la familia del sacerdote motrileño detenido, el sábado 24 de noviembre, por abusos sexuales a una niña de 12 años.

Por: Panorama

El sacerdote es el segundo de los tres hijos de la familia, que dice estar “viviendo una pesadilla”. En Motril, los padres y hermanos “están destrozados”. “Esto es una muerte en vida”, pero a la vez se describen “indignados” por el “maltrato” que, según denuncian, sufre Merino Padial.

José Raúl Merino, abogado especialista en Penal y hermano mayor del fraile, se quejó al portal español Ideal, el pasado viernes: “Lo han expuesto, ante los medios, esposado y lo han exhibido como si fuera un trofeo de caza”. Expresó que está en contacto con el consulado español en Venezuela.

“La familia motrileña está convencida de la inocencia de Merino Padial”, reseña Ideal. Pero incluso en el caso de que fuera culpable “tiene derecho a la presunción de inocencia”. “Nadie le ha dado ni el más mínimo beneficio de la duda”, señaló.

Sobre el video polémico de hace una semana, en la que el fraile dijo que él y la nña se habían encariñado y que “una cosa llevó a la otra”, opinó que las declaraciones están realizadas bajo coacción.

“Son nulas, están realizadas sin la presencia de un abogado, mi hermano ha declarado asediado”, contestó a Ideal.

Sobre la filtración del video, declaró: “Es un tratamiento impensable en España o en otro país que no sea el tercer mundo”. Denunció, además del material audiovisual, la difusión oficial de las fotos del sacerdote y las conversaciones del sacerdote y la menor.

El abogado rechazó las palabras del secretario de Gobierno, Lisandro Cabello, quien dijo hace una semana que investigaban otros casos de abusos en España y expresó que el traslado a Venezuela fue una especie de castigo para Merino Padial.

“Esas declaraciones son absolutamente falsas”, señaló. Afirmó que enviaría a los abogados de su hermano en Maracaibo el certificado de penales del fraile. “No confío en las autoridades políticas de Venezuela y en su influencia en los tribunales. A la vista está la falta de garantías. Le están dando un trato inhumano”, concluyó en Ideal.

Este lunes, Lisandro Cabello expresó que a Merino le caerá “todo el peso de la ley”. Agregó que se le están garantizando todos sus derechos constitucionales y dijo que el fraile tiene dos abogados.

Cabello manifestó que la defensa del sacerdote se preparaba para negar los hechos; “pero nosotros lo capturamos en flagrancia”, sostuvo.