Sospechoso de asesinar a venezolana tenía visa de turista y debía salir de Costa Rica en septiembre

Foto: Cortesía

 

El sospechoso de matar a una venezolana en un hotel en San Antonio de Escazú, San José, ingresó como turista en junio de este año.

Por: Carlos Arguedas | La Nación

La Dirección de Migración y Extranjería informó de que el imputado, de apellidos Espinoza Martínez, hizo el trámite en Peñas Blancas de La Cruz, Guanacaste, el 18 de junio y debía salir el 18 de setiembre.

Raquel Vargas Jauberth, directora de Migración, dijo que Espinoza, de nacionalidad nicaragüense, no hizo ninguna gestión para quedarse trabajando en el país y que, por lo tanto, laboraba de manera irregular en el hotel Le Mas de Prevence, donde asesinaron a la venezolana Carla Stefeniak, de 36 años.

La funcionaria agregó que en este caso se iniciará un proceso administrativo contra los dueños del hotel, cuya sanción es económica. Igualmente, dijo Vargas, deben intervenir la Caja Costarricense de Seguro Social y el Ministerio de Trabajo, por la contratación de personal sin cumplir con las disposiciones legales.

Vargas explicó que en junio, cuando ingresó Espinoza al país, se consultaron las bases policiales y contra esa persona no había ninguna alerta policial.

Sin embargo, hizo ver que si esta persona hubiera hecho la gestión para quedarse trabajando, se le hubieran pedido mayores requisitos, los cuales debía conseguir en su país de origen, Nicaragua.

Espinoza registra un primer ingreso al país el 21 de enero del 2012. Salió el 29 de diciembre de ese mismo año.

Luego regresó el 11 de enero del 2013 y salió el 26 de marzo del ese año.

En nuestro país tiene hijos menores de edad.

Raquel Vargas hizo un llamado a todos los costarricenses para que denuncien todos los casos en los cuales hay extranjeros laborando ilegalmente.

Según datos de Migración, cerca de tres personas son deportadas cada día.