La Nasa captó por primera vez el sonido del viento en Marte

La sonda InSight de la NASA capturó las vibraciones de la brisa en Marte. Foto: vía Twitter (@NASAInSight).

 

Los humanos ahora pueden escuchar el estruendoso y bajo sonido del viento en Marte por primera vez, después de que la sonda InSight de la NASA capturó las vibraciones de la brisa en el Planeta Rojo, informó el viernes la agencia espacial estadounidense.

Por Infobae

Las fuertes ráfagas de viento, que soplaban de 10 a 15 mph (de cinco a siete metros por segundo), fueron capturadas cuando se movían sobre los paneles solares de InSight, un vehículo de aterrizaje no tripulado que aterrizó en el polvoriento y desolado vecino de la Tierra el 26 de noviembre.

Dos sensores detectaron las vibraciones: un sensor de presión de aire dentro del módulo de aterrizaje y un sismómetro en la plataforma del módulo de aterrizaje, que espera ser desplegado en la superficie por el brazo robótico de InSight.

“Estos son los primeros quince minutos de datos que provienen del sismómetro de corto período”, dijo Thomas Pike, investigador principal del Imperial College de Londres, durante una conferencia telefónica con periodistas.

“Es un poco como una bandera ondeando en el viento”, agregó.

“Realmente suena de otro mundo, y eso es exactamente lo que es”.

InSight está diseñado para estudiar el interior de Marte como nunca antes, utilizando instrumentos de sismología para detectar terremotos y un sensor para medir la velocidad de enfriamiento del planeta.

Detectar el viento, que se movió de noroeste a sureste a las 5 pm hora local, fue “una delicia no planificada”, dijo Bruce Banerdt, investigador principal de InSight en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California.

Los módulos Viking 1 y 2 de la NASA también detectaron señales del viento marciano cuando aterrizaron en 1976.

Sin embargo, lo estaban midiendo a tasas de muestreo más bajas, no frecuencias audibles, y no devolvieron sonidos que las personas pudieran escuchar.

“Personalmente, escuchar los sonidos del sensor de presión, me recuerda a sentarme afuera en una tarde de verano con viento, escuchar las turbulentas ráfagas y silbar en los oídos”, dijo Don Banfield, investigador de la Universidad de Cornell.

“En cierto sentido, esto es lo que parecería si estuvieras sentado en a bordo de Insight en Marte”.