Atlanta se vestirá de gala este lunes por la celebración del campeón de la MLS

Atlanta, GA, EE. UU .; Los jugadores del Atlanta United FC celebran con el trofeo de la Copa MLS después de derrotar a los Portland Timbers en el juego de campeonato de la Copa MLS 2018 en el estadio Mercedes-Benz. Crédito obligatorio: Mark J. Rebilas-USA TODAY Sports

 

La ciudad de Atlanta se vestirá de gala el lunes cuando las calles del centro de la ciudad sean el escenario del desfile de celebración en honor del Atlanta United, el nuevo campeón de la Liga Profesional de Fútbol de Estados Unidos (MLS).

Nada más concluir el partido de la gran final, que se disputó la pasada noche en el Mercedes-Benz Stadium de Atlanta y acabó con triunfo del 2-0 del equipo local frente a los Timbers de Portland, se dio a conocer la programación del desfile de celebración.

La ciudad ha tenido que esperar nada menos que 23 años (8.442 días) para poder disfrutar de nuevo de un título nacional, que la última vez que lo logró un equipo profesional local fueron los Bravos de Atlanta al ganar la Serie Mundial del béisbol de las Grandes Ligas, en 1995.

La celebración será especial para el dueño del equipo, Arthur Blank, que también posee a los Falcons de Atlanta de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) y que en Super Bowl LI, que se disputó el 5 de febrero del 2017 en el NRG Stadium de Houston sufrieron el colapso mayor de la historia del deporte pasatiempo nacional.

Blank, un año y 10 meses después del épico colapso de los Falcons, levantó el trofeo de la MLS Cup en apenas dos temporadas que lleva el equipo del Atlanta United en la competición de liga.

El Atlanta United no había comenzado la competición oficial de liga cuando los Falcons sufrieron la mayor humillación de su historia ante los Patriots de Nueva Inglaterra, quienes tras remontar la desventaja de 25 puntos en la segunda parte, al final ganaron el partido en la prórroga por 34-28.

“La mayoría de nosotros no somos de aquí, así que no sabemos el dolor que han tenido que sufrir”, dijo el capital de Atlanta United, el defensa Michael Parkhurst, al fin consagrándose en la MLS tras jugar en cuatro equipos que quedaron subcampeones. “Feliz de que pudimos salir victoriosos esta noche. Teníamos a muchos hinchas muy ansiosos y llenos de estrés”.

Ahora se espera una asistencia masiva de aficionados en las calles del centro de Atlanta, que gracias al deporte del fútbol de nuevo vuelve a ser la sede de un equipo que posee un título nacional.

Desde que llegaron los deportes profesionales a Atlanta en 1966, el único otro equipo en conquistar un título también lo hizo sobre un campo de fútbol.

Los Chiefs de Atlanta se alzaron con el campeonato durante la campaña inaugural de la Liga de Fútbol de Norte América.

Aunque ese equipo sentó las bases, el Atlanta United llevó al deporte a niveles nunca antes vistos en Estados Unidos.

El nuevo campeón de la MLS rompió el récord de asistencia de la liga en su primera campaña el año pasado, y después impuso una nueva marca esta temporada al promediar más de 53.000 espectadores, un nivel de respaldo que encajaría a la perfección en las ligas de Inglaterra o España.

El partido de la final fue presenciado por 73.019 espectadores que llenaron las gradas del Mercedes-Benz Stadium, una nueva marca de asistencia en la MLS. EFE