Una odisea conseguir un pasaje aéreo nacional

(foto Iver Zabala)

 

“Desde noviembre estuve buscando pasajes con destino a Valencia, como escala para llegar a Bolívar. Allá está mi familia y temí no estar para Navidad”, contó Luis Quintero, mientras esperaba su vuelo tan anhelado, desde el Aeropuerto Internacional La Chinita. Así lo reseña panorama.com.ve

Por Andrea Salas

Las compras directas por las aerolíneas resultaron imposibles. “No tenemos pasajes” y “no hay sistema”, eran las respuestas que recibía en cada intento por los caminos ‘derechos’. Por lo cual, su única opción fue recurrir a las agencias de viaje, donde las tasas en dólares marcan la pauta: cada persona requiere al menos 80 para moverse dentro del territorio nacional.

Sin embargo, Quintero, a través de una amiga, logró la asignación de un cupo ‘privilegiado’, de los pocos que conceden semanalmente a quienes solo pueden pagar en moneda local.

Afortunadamente, el boleto le costó 7 mil bolívares soberanos. Además, compró uno adicional hasta Puerto Ordaz, en BsS 7 mil 500.

Esta odisea para trasladarse de un punto de Venezuela a otro se repite infinitas veces. Un ejemplo es el de Vícmar Suárez, un zuliano residenciado en Maturín que posterga con frecuencia la visita a sus seres queridos por la dificultad para abordar un avión.

“Esto se complicó muchísimo desde comienzos de año. Me ha tocado ir hasta Maracaibo por carro dos veces. Son 15 horas de recorrido, si no se presentan contratiempos”, relató vía telefónica.

Las incomodidades y la inseguridad del camino le roban el sueño, pero es su única posibilidad, pues no tiene los recursos para costear los $100 por ruta que le piden por cada puesto en las vías ‘verdes’.

Ante esto, el director de los Aeropuertos del Zulia, Rafael Hernández, explicó que cada línea aérea recibió la notificación de una resolución ministerial que recomienda la venta de los tiques de viaje por sus oficinas, con el propósito de evitar la figura del gestor.

“Ya en los counter no se venden pasajes, sino que se hace por las oficinas o mediante las páginas web. Eso nos ha dado muy buenos resultados”. Sobre el cobro en moneda extranjera, dijo que “no está permitido”.

Reveló que, recientemente, los cuerpos de seguridad capturaron a dos de estos intermediarios que se lucraban con la desesperación de los viajeros.

Por otra parte, Hernández precisó que salen cuatro vuelos nacionales de este terminal aéreo zuliano, diariamente. Esta cifra contrasta con los 30 despegues que sonaban cada día hace unos 5 o 6 años.

Uno de los factores que incide en la escasez de viajes radica en la falta de pilotos: hay aviones disponibles, pero faltan pilotos.

Este sábado, Magaly Matos se transportó por avión hasta Valencia con el fin de llegar a Maracay, donde vive. Afirmó que, con varias semanas de anticipación, alcanzó a ‘pescar’ tres boletos en una agencia viajera, en 6.100 bolívares soberanos cada uno; para ella, su hija y nieta.

“Tuvimos suerte porque no hay más oportunidades hasta enero. Es muy difícil porque quedamos presos en nuestro propio país”, lamentó.

El director de Aeropuertos indicó a este medio que el destino más demandado es Maiquetía (dentro de Venezuela). Para llegar a él, cuatro aerolíneas están disponibles: Láser, Estelar, Venezolana y Conviasa.

Para cubrir los requerimientos de los usuarios, adelantó que incorporarán la ruta Maracaibo-Los Roques, por parte de Aerocaribe. “Un vuelo para 20 personas que viajará todos los jueves, de ida, y los domingos, de vuelta”.

Los costos nacionales varían entre 7 y 12 mil bolívares soberanos, precisó Hernández.