Caciques exigen a Maduro retractarse de ofensas contra comunidad pemón (video)

(Foto captura video)

 

El Consejo de Caciques del Pueblo Pemón solicitó al presidente Nicolás Maduro retractarse de las ofensas en contra de la comunidad indígena y no dejarse llevar “por meras conjeturas con informes chimbos y amañados” que no recogen la crisis que sufren los pueblos nativos, que se han sumado a la extracción ilícita de minerales en el Parque Nacional Canaima, publica Correo del Caroní.

Por María Ramírez Cabello
[email protected]

 

 

 

El mandatario nacional señaló el pasado miércoles que el Ejecutivo nacional está obligado a “liberar todos los parques nacionales del estado Bolívar y todas las regiones mineras de mafias ecocidas, porque es un ecocidio lo que se está cometiendo allí”, dijo.

Sugirió, en paralelo, que -además de mafias- las comunidades indígenas están armadas. “Hay grupos armados, que han conseguido lamentablemente infiltrados en algunas comunidades indias, allí es donde entonces empieza la campaña internacional. Entonces, uno pregunta, ¿puede un indio tener un fusil, disparar contra la Fuerza Armada y destruir el río? ¿puede? ¿tiene impunidad para eso? Pregunto yo a la comunidad mundial… no, ¿verdad?”, preguntó.

Carlos Somera, representante de la Comisión de Enlace Interinstitucional del Consejo de Caciques y vocero de la organización indígena, fustigó en la noche de este lunes las “indignantes” declaraciones del presidente de la República, a quien acusó de señalar que “aquí habían indios armados” y “mafias enquistadas”.

“Hubiera sido mejor que el señor presidente de la República pidiera ante la opinión pública nacional que se traslade una comisión de alto nivel a verificar los hechos y, más allá de eso, quedó el pueblo pemón manchado ante la opinión pública nacional e internacional como un pueblo armado y mafioso, rechazamos todas esas declaraciones”.

A juicio de Somera, el mandatario nacional debió comunicarse con las autoridades del Pueblo Pemón para corroborar los hechos y solidarizarse con los familiares del indígena asesinado y “no dejarse llevar por meras conjeturas con informes chimbos y amañados, tiene que venir el Presidente de la República a escuchar a su pueblo y retractarse y limpiar el nombre de un pueblo aguerrido y trabajador”.

“El pueblo pemón no es mafioso, sino armado de diálogo, sabiduría y conocimientos y que busca sobrevivir ante una crisis que no es culpa del pueblo pemón”, dijo.

El dirigente explicó que en los últimos dos años se instalaron mesas de trabajo con el gobierno para buscar alternativas económicas para la comunidad que ahora, dijo, condenan “como grandes depredadores y ecocidas”.

En las mesas, informó, participaron los ministros de Desarrollo Minero Ecológico, Víctor Cano, así como el entonces ministro de Ecosocialismo, Ramón Araguayán; el anterior ministro del despacho minero, Jorge Arreaza y la ministra de Pueblos Indígenas, Aloha Núñez, y todos se comprometieron a buscar alternativas de mejora socioeconómica. “¿Dónde están esas alternativas? Y mientras eso sucede ¿cómo le damos la comida a nuestro pueblo?”, se preguntó.

Pese a la incursión militar del sábado 8 de diciembre, Somera aseguró que las comunidades indígenas están decididas a buscar una solución pacífica que contribuya a la disminución de la minería ilegal y permita al pueblo pemón asumir protagonismo en el manejo del Parque Nacional Canaima.

Sin embargo, informó que siguen investigando para determinar responsabilidades en el asesinato del indígena Charlie Peñaloza y, en ese sentido, la Jurisdicción Especial Indígena ha solicitado estudios científicos a la jurisdicción ordinaria.

A propósito de las investigaciones, manifestó que el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, a quien recientemente tildaron de “cobarde, mentiroso, difamador y asesino”, se comunicó y ha pedido trasladarse a Canaima. “Queremos decirle que aquí el pueblo de paz garantiza al ministro su seguridad para que pueda dar explicaciones al pueblo”, puntualizó.