Emigraron de Venezuela y encontraron la muerte

Dila Lugo fue asesinada por su expareja en Medellín

 

 

Salieron del país buscando una mejor vida; en cambio hallaron la muerte. Más de diez venezolanas han sido asesinadas en el extranjero este año. Un caso más macabro que otro, publica Primicia.

Por Yusbeyris Letidel

Los reportes policiales dan cuenta de violaciones, torturas, muerte a balazos y puñaladas. Los verdugos abandonaban los cadáveres en la carretera o residencias.

Algunos crímenes los descubrieron cuando los cuerpos ya estaban descompuestos y en casi todas las víctimas fueron ultimadas por sus parejas o exparejas.

Estos son algunos de los casos más sonados.

México

Kenny trabajaba como dama de compañía

 

Kenny Finol, de 26 años, estudiaba Comunicación Social en Maracaibo. Por problemas económicos abandonó su carrera, juntó lo poco que tenía y se fue a México en el 2015.

Kenny trabajaba como dama de compañía; estaba inscrita en la página zonadiva.com en la que ofrecía sus servicios.

En el 2017 a través de las redes sociales, la muchacha hizo pública su relación con Brayan Mauricio González, conocido como el Pezole, líder del grupo criminal la Unión Tepito. Tras varios meses de relación, Kenny terminó con Brayan, pero él no lo aceptaba.

La noche del 25 de febrero, la policía mexicana localizó el cadáver de Kenny. Fue violada y torturada; le desfiguraron el rostro con ácido. De la Muñeca más cara de la vitrina, como se promocionaba en las redes, no quedaba ni la sombra.

Brayan, el principal sospechoso, quien ya la había golpeado en más de una oportunidad, no fue capturado.

Otras dos
Varios días pasaron cuando reportaron la muerte de otras dos venezolanas en México, el 15 de marzo. Graciela Cifuentes, de 62 años y su hija Sol de 22, fueron asesinadas dentro de su vivienda, ubicada en Santa Rosa Xochiac.

A las mujeres las estrangularon, las acuchillaron y luego las quemaron. El presunto responsable del escalofriante crimen sería Alan N, de 25 años, exnovio de Sol, quien enfrentaría una condena de 120 años por el doble asesinato.

El sujeto fue arrestado cuatro meses después del ataque, informó la Procuraduría General de Justicia. Se supo que las víctimas llegaron a México a finales de 2017, ambas se dedicaban a dictar clases de fotografía en la Universidad Nacional Autónoma de México.

Colombia
Un mes tenía Yudeima Figueroa, de 33 años, en Colombia, cuando su pareja -Donavis Calderón- se fue para que vivieran juntos en Bogotá.
No fue mucho el tiempo que pudieron compartir, pues a los dos meses rompieron y Yudeima se mudó con sus dos hijos a casa de una amiga en el sector Los Laureles, en Bosa.

El hombre la llamaba constantemente, por eso el 2 de febrero la citó a un hotel Puente Aranda a las 6:00 de la tarde, “para hablar por última vez”.

Yudeima asistió, pero, presuntamente, luego de una discusión Donavis sacó un cuchillo y la hirió hasta dejarla sin vida. El homicida escapó y hasta ahora no ha sido capturado. Yudeima era de Maturín, estado Monagas.

Otra víctima de feminicidio en Colombia fue la modelo y empresaria venezolana Jennifer Ramírez Rivero, de 39 años.

Se fue desde San Cristóbal hasta Cúcuta con su bebé de 2 años. El mal olor que salía del apartamento 305 fue lo que alertó a los vecinos del céntrico sector de la ciudad de colombiana.

Cuando las autoridades llegaron, hallaron el cuerpo de la modelo, totalmente descompuesto. A su lado estaba el pequeño, quien presentó un cuadro de desnutrición. La empresaria tenía cuatro días muerta.

El 28 de septiembre Dila Lugo, de 21 años, fue asesinada por su expareja en Medellín. El cadáver de la muchacha fue encontrado dentro del clóset de su habitación.La estrangularon y apuñalaron. Fue atacada -supuestamente- por Mateo Gil Mejía, también de 21.

Según la versión de la hermana de la víctima, “ella no quería seguir con él y por eso él acabó con su vida. Era un hombre muy celoso y psicópata”.

El cuerpo de Dila también yacía descompuesto. El victimario se entregó a las autoridades dos días después del hallazgo. Dila era de Punto Fijo.

A finales de marzo en La Gabarra, Nancy Arelnys Quiroz Aguilar, de 22 años, fue asesinada de nueve disparos.

Presumen que fue el hombre con quien ella mantenía una relación sentimental y que en otras ocasiones había intentado ahorcarla con una franela. La joven era de Mérida, tenía dos años en Colombia.

Ese mismo día fue asesinada de seis balazos Maribella Guerrero Sánchez, de 39 años. Estaba dentro de un bar cuando llegó el criminal y le disparó.

Aunque los familiares la llevaron de inmediato hasta un centro de salud, no resistió. Creen que el suceso está ligado a una disputa por unos terrenos.

Chile

El 30 de julio otra venezolana fue asesinada en el extranjero; Anilet Carolina Soto Cabrera, de 33 años, fue asfixiada por su pareja, también le asestó una herida con un punzón.

Ambos llegaron a Chile a principios del 2018. Se supo que durante la tarde del suceso discutieron dentro de su vivienda ubicada en el municipio santiaguino de La Cisterna, al sur de la capital chilena.

Los vecinos escucharon los gritos y a los pocos minutos vieron salir al hombre con las manos ensangrentadas, así que se comunicaron con las autoridades.

El cadáver de Lorena Cardozo fue localizado sin ropa en la carretera

Cuando los policías acudieron, hallaron el cuerpo. El victimario identificado como Rigoberto Ruiz se dio a la fuga.

Perú
De al menos 15 puñaladas fue asesinada Soiryth Katherine Millán Abreu, de 28 años. Quien la ejecutó fue su expareja Roberto Enrique Arambulet Loyo, de 40, porque -supuestamente- la mujer se negaba a volver con él. La pareja tenía poco tiempo en Lima, Perú.

Vivían alquilados en una habitación ubicada en la avenida Michael Faraday 306. Testigos contaron que durante la noche escucharon una discusión entre ambos, creen que en medio de la disputa Roberto le asestó las heridas a Soiryth.

El cadáver de la merideña quedó encima de la cama. Se conoció que tras la rotura de la pareja, el hombre le insistía para volver, pero ella se negaba.

Rigoberto, tras el crimen, quiso suicidarse. No lo consiguió.

Ecuador
Otra crimen que conmocionó a los venezolanos fue el hallazgo de una mujer desnuda a un costado de la carretera, una hora antes de llegar a Manta, en Ecuador.

Ocurrió el 17 de marzo. La víctima fue identificada como Lorena Cardozo, de 21 años.

Aunque supuestamente la víctima se ahogó con su propio vómito, las autoridades trabajan para ubicar al taxista que llevó el cuerpo de Lorena hasta el referido sector.

Todas esas mujeres partieron de Venezuela añorando un mejor vivir, pero el destino les tenía preparado un final atroz.

Caso reciente
Este lunes reportaron la muerte de Helen Hernández Zavaleta, de 20 años, y sus dos hijos de 3 y 4 años. La víctima apenas tenía cinco meses residencia en Perú.

El hallazgo lo hizo la mamá de la víctima. Los cadáveres estaban dentro de una vivienda ubicada en la cuadra 4 de Niño Mártir de Independencia. Las víctimas presentaron heridas de arma blanca; según el responsable fue Jimmy Manfreddy García Castillo, de 34 años, su expareja.