Otro récord negativo: Venezuela termina el 2018 como el país más endeudado del continente americano

Referencial. Nicolás Maduro saluda a partidarios al llegar al Congreso para su juramentación como presidente de Venezuela, el 19 de abril de 2013.  (Foto AP/Fernando Llano)

 

El gobierno socialista no se cansa de acumular récords negativos para el país. Este año terminaremos como la nación más endeudada del continente americano según datos del Fondo Monetario Internacional (FMI)

Por DMB / lapatilla.com

Venezuela terminará el 2018 con la deshonra de tener una deuda externa que representa el 159% de su Producto Interno Bruto, la mayor de la región.

La deuda externa consta de todos los pasivos que requieren pagos o pagos de intereses y / o principal en divisas por parte del deudor al acreedor en una fecha o fechas en el futuro. Esto incluye pasivos de deuda en forma de DEG, moneda y depósitos, valores de deuda, préstamos, seguros, pensiones y planes de garantía estandarizados, y otras cuentas por pagar, según la definición en el Government Finance Statistics Manual del FMI.

 

 

Estados Unidos con 106,1%, Belice 97,5% y Brasil 88,4% siguen a Venezuela como los países más endeudados. Paraguay con 20.4%, Chile 24,8%, Guatemala 25,1% y Perú 26,4% son los menos endeudados.

La deuda pública venezolana, otra caja negra

El gobierno socialista de Maduro ha ido desapareciendo el acceso a las estadísticas públicas, como una política de estado. Es así como ya no se disponen las estadísticas oficiales de salud pública, de generación eléctrica, de inflación, de homicidios, como tampoco de deuda pública, entre otras.

Escribe Orlando Zamora, analista financiero, en KonZapata que “Si en Venezuela no existieran analistas investigadores, medios informativos independientes y agencias técnicas no hubiese forma de consolidar el universo de la deuda. La Oficina Nacional de Crédito Público (ONCP) desde hace tiempo no divulga, al igual que el BCV, el seguimiento preciso de las obligaciones totales del Estado. La opacidad persigue ocultar el verdadero monto de la deuda”

A mediados de año las empresas de asesoría económica Torino Capital y Síntesis Financiera situaban la deuda pública consolidada (externa e interna) en 155 mil millones de dólares. Otros en 190 mil millones de dóalres.

Zamora desglosa la deuda pública “Si se consolidan otras fuentes de deudas como los supuestos 3.000 millones de dólares recibidos, según Nicolás Maduro, por las primeras colocaciones de petros en el primer semestre del año o el dinero inorgánico emitido entre el 2016-2018, que son deudas del Tesoro Nacional contraídas con el BCV, habría otros 2.727 millones de dólares calculados a tasa Dicom anterior.

Si se suman otras obligaciones reales como la deuda comercial de 14.300 millones de dólares jamás honrada por el Dipro, la asumida por PDVSA con sus proveedores por 17.800 millones en moneda extranjera y los 700 millones de dólares adeudados por Corpoelec. ¿A cuánto se llega?

Estas cinco últimas partidas de deuda por un valor total de 38.527 millones de dólares” y agrega “fueron ya borradas de facto por el Estado, por lo tanto, no las honrará nunca”

Los estudios de investigación del tema de la deuda citados, se han quedado cortos, porque no contabilizaron el universo de todos los manejos financieros del Estado.

Continúa el analista Orlando Zamora con sus cálculos:

Veamos estas partidas. Omitamos los 38.527 millones de dólares que no se honrarán.

Los bonos en divisas y bolívares expresados en dólares son 81.175 millones.
Los bonos vigentes de la Tesorería Nacional suman 95.334 millones de dólares.
Los compromisos con multilaterales 5.300 millones de dólares.
Los reclamos en el Ciadi  llegan a 5.000 millones de dólares.
Una conservadora contabilidad de las acreencias de PDVSA  arroja este monto: 32.100 millones de dólares.
Hay que sumar los 1.000 millones de dólares del Banco de Venezuela.

Esto arroja un total de 220.000 millones de dólares en acreencias consolidadas.

Y esto, dejando por fuera deudas con rusos, algunas chinas, turcas, Ciadi (por venir) y otros compromisos con bancos.

Por otro lado la producción de riqueza bajo el socialismo del régimen de Maduro se ha contraído en un 50% acumulado en los últimos 5 años. En 2014 el PIB se contrajo 3,9%; en 2015 6,2%; en 2016 16,5%; en 2017 14,0% y en 2018 18%. Otro récord negativo en la historia del país. (lapatilla.com)