Este ladrón entró en una casa, se bañó, comió, vio televisión y le pidió la cola al dueño

Foto: Derek Tarbox / cibercuba.com

 

Un hombre en el Estado de Maine irrumpió en una casa, comió, se duchó, vió televisión e, incluso, convenció al dueño del hogar de darle un aventón; antes de que este se percatara de que su residencia había sido saqueada, reseña Ciber Cuba.

Según informan las autoridades del condado de York, Derek Tarbox, de 35 años, entró por la puerta trasera de la casa de Michael Pradon en Waterboro -cuando no había nadie-, el domingo en la tarde.

Pardon entró en el hogar y descubrió al intruso sentado en el sofá viendo la televisión. El criminal justificó su estadía explicándole que pensaba “erróneamente” que la casa era de un amigo.

El hombre confió en la historia de Tarbox y se ofreció a trasladarlo, en su propio vehículo, a una casa en Hollis -perteneciente a la familia del ladrón-. Al regresar a Waterboro, la víctima se percató de que su residencia había sido saqueada.