Gracias por entrar a mi vida, por Lesby Figueredo

 

“Después de transitar un largo camino en mi vida, llena de muchas ageustias, desesperos y soledad, llegaste a mi vida, una tarde llena de mucho esplendor, donde el viento acariciaba mis mejillas, y mis ojos ven el final de un hermoso atardecer.”

Por Lesby Figueredo / Miembro del Club de Escritores Fuentetaja / @lesvimariela

Cuando entramos en la vida de una persona es por alguna una razón, cuando alguien está en nuestra vida, nos fortalece el alma y el espíritu, y empezamos a sentir compañía.

Sentimos esa compañías, ese refugio que nos acobija el alma y nos quita el frio que lleva la soledad, aprende a convivir con ese alguien que te hace reír a diarios, que te dice palabras hermosas que te van enamorando a diarios, sin perder el equilibrio de ser tú mismo sin darnos cuenta empezamos a sentir ese deseo saludable que manifiesta nuestra vida.

A medida que van pasando los días nos nadamos cuenta que es mejor estar acompañado que sólo, sin embargo cuando experimentamos la soledad nos hace poner nuestros pensamientos en orden, crecemos más como personas y valoramos la compañía de alguien en nuestra vida.

Siempre dale gracias la vida por tener alguien en tu vida que te acompañe y en quien confiar, la vida es corta y a su vez maravillosa para estar sólo. Vive la vida en plenitud, con confianza en ti mismo y con mucha fe, así podrás decirle a ese alguien mil gracias por estar en mi vida.

EL TIEMPO DE DIOS ES PERFECTO.