Nuevos fiscales designados para caso Odebrecht en Perú declinan asumir cargos

Fiscales peruanos designados declinarían a sus cargos / Foto @Politica_LR

 

Los fiscales peruanos Frank Almanza y Marcial Páucar, quienes fueron designados este lunes para reemplazar a los principales encargados de investigar el caso Odebrecht en Perú, anunciaron que han declinado ese nombramiento en medio de la crisis generada por esa decisión del fiscal general, Pedro Chávarry.

Páucar declaró que oficializó su decisión, junto a Almanza, “por el bien del proceso de corrupción más grande de este país y para que no se perjudiquen las investigaciones”.

“En efecto, he presentado mi renuncia las razones están en el documento y se explican por sí solas”, dijo el fiscal al diario El Comercio antes de considerar que los fiscales Rafael Vela y José Domingo Pérez deben permanecer en sus cargos.

El fiscal general destituyó este 31 de diciembre a Vela como coordinador del equipo especial de la Fiscalía para estos emblemáticos casos de corrupción, y a Pérez, su mano derecha, quienes se defendieron acusándolo de servir a los intereses de la organización criminal que ellos investigan.

Aunque Páucar y Almanza acompañaron a Chávarry cuando este anunció su decisión solo cuatro horas antes de la fiesta del año nuevo, hoy el primero dijo que decidieron no aceptar el cargo porque el Ejecutivo ha anunciado que pedirá la intervención en el Ministerio Público.

“La razón fundamental por la cual se está presentando esta declinación es precisamente este proyecto de ley para intervenir el Ministerio Público, lo cual limitaría la autonomía e independencia que nosotros pudiésemos realizar”, dijo Páucar.

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, anunció este martes que hoy irá al Legislativo para presentar un proyecto de ley para que se declare en emergencia a la Fiscalía tras la decisión de Chávarry.

Vizcarra instó al Congreso, que domina el partido fujimorista Fuerza Popular, a revisar el proyecto con urgencia, para no tener que recurrir a la presentación de una cuestión de confianza que puede llevar al cierre constitucional del Legislativo.

El mandatario busca así que el fujimorismo apruebe su propuesta después de que en los últimos meses ha paralizado la tramitación de una serie de denuncias contra Chávarry por sus supuestos vínculos con una red de corrupción descubierta en el seno de la judicatura.

Al respecto, Páucar comentó hoy que tomó su decisión “por la institución” y porque ni él ni Almanza tienen “interés” de mantenerse en el caso.

“Nosotros somos parte del Ministerio Público, no formamos parte de ningún bando. Somos autónomos e independientes en el cumplimiento de nuestras funciones”, concluyó.

Rafael Vela señaló este martes que el principal motivo de la decisión de Chávarry es frustrar el acuerdo de colaboración eficaz (delación premiada) que habían alcanzado con Odebrecht, que debía firmarse este 11 de enero, además de permitir nuevos interrogatorios a los ejecutivos y la entrega de información sensible de la empresa.

Hasta ahora, Odebrecht ha reconocido haber pagado millonarios sobornos en Perú entre 2005 y 2014, acompañados de donaciones de dinero a los principales líderes políticos para financiar sus campañas electorales a la Presidencia del país. EFE