Presos políticos en Nicaragua piden auxilio a través de una misiva clandestina (CARTA)

Presos políticos en Nicaragua piden auxilio a través de una misiva clandestina. Foto: Cortesía

 

Un periodista nicaragüense reveló a través de Facebook que presos políticos recluidos en la cárcel La Modelo, en el municipio Tipitapa, le enviaron una carta para denunciar que la noche del 31 de diciembre fueron atacados por distintos guardacárceles tan sólo por haber cantado el himno nacional para celebrar el fin de año y homenajear a los activistas asesinados por agentes del régimen de Daniel Ortega.

Por Infobae

“Este gesto humano fue vilmente reprimido por un grupo de oficiales del sistema encabezado por el alcalde de apellido Palacios y el primer alguacil Bladimir Chávez Chávez, quienes entraron a nuestra galería de forma agresiva y con palabras soeces y amenazas de muerte portando tanques de gas pimienta, acompañados de técnica canina y fusiles AK-47”, explicaron los disidentes encerrados en la cárcel más grande de Nicaragua.

Y el texto, difundido por el bloguero Yaser Morazán, agrega: “A pesar de haber golpeado a dos de nuestros compañeros y sacado a uno por la fuerza, no nos amedrentamos ante dicho evento sino que reaccionamos de forma cívica y pacifica para hacer reflexionar a dichas autoridades el cambio de actitud y comportamiento por otra basada en el respeto mutuo”.

De esta manera, los opositores detenidos en esta prisión pidieron ayuda “a las organizaciones de sociedad civil, a las iglesias, a las organizaciones nacionales e internacionales de derechos humanos” para frenar la conducta represiva del gobierno de Ortega.

“Nosotros nos sentimos asediados de forma permanente e inseguros de nuestras vidas por la forma que últimamente han actuado contra nuestra integridad física, psíquica y moral”, afirmaron en su carta abierta.

La represión del régimen de Ortega a las manifestaciones opositoras en Nicaragua en 2018 ha dejado, según organismos humanitarios, entre 325 y 545 muertos, aunque el Gobierno contabiliza 199 fallecidos.

Los organismos cuentan cientos de desaparecidos y 674 “presos políticos”, mientras que el Gobierno confirma 340 reos, que denomina “terroristas”, “golpistas” y “delincuentes comunes”. La crisis también suma miles de heridos y decenas de miles de nicaragüenses en el exilio.