Alerta con el usurpador de identidad, por Robert Alvarado

“…Han tenido que hundirse en lodo tu arrogancia y la mía, rotas la una contra la otra, para que nuestra sangre se junte y reconozca de veras su hermandad. Ahora que no somos sino el despojo de nosotros mismos, ahora nos reunimos y nos abrazamos; sólo ahora venimos a recordar que nuestro común apellido dice amor y no odio…” Francisco Ayala

Comenzaré con un Feliz Año 2019 para todos mis lectores y cerrando el Baúl de los recuerdos del año 2018 con muchos testimonios de cómo en el poder judicial, en cada estado del país, se hace guiso del bueno, precisamente con ese guiso algunos hacedores de justicia se comieron sus hayacas y otros se quedaron con las ganas porque no llegaron a sus manos las tan ansiadas hojas verdes que se cobran por cada decisión que favorezca o perjudique al procesado, según lo requiera quien llegue de la mano de George Washington a los tribunales penales.

En línea con la corrupción judicial y administrativa en el país, me llegó vía correo electrónico un caso de doble identidad, de un ciudadano venezolano portador de documentos para cada una de esas identidades expedidos por organismos del Estado Venezolano dentro y fuera del país, las pruebas están a la vista y señalan con meridiana claridad que el ciudadano Alex Eduardo Lechín Martínez o Alex Eduardo Martínez está incurso en una serie de delitos (https://goo.gl/CJPQeN,  https://goo.gl/fALGi2,  https://goo.gl/aynoXL),  como se desprende del análisis de documentos de identidad que hacen recordar la película Doble Identidad (https://www.youtube.com/watch?v=lw5pCh0Itr8).

Alex Eduardo Lechín Martínez o Alex Eduardo Martínez al portar y hacer uso de documentos de identidad con diferentes seriales, números o expedientes vinculados a su persona pero con diferentes nombres, obviamente incurre en hechos contrarios a normas contenidas en la Ley Orgánica De Identificación, que en su artículo 3° dispone que los medios de identificación en la República Bolivariana de Venezuela son la partida de nacimiento, la cédula de identidad y el pasaporte, siendo el caso que este ciudadano, según las pruebas disponibles, tiene dos cédulas de identidad y dos pasaportes para identificarse con diferentes nombres.

Desde el punto de vista legal, esta doble identidad de Alex Eduardo Lechín Martínez o Alex Eduardo Martínez levanta suspicacias, pues la misma ley en su artículo 16 señala que la Cédula de Identidad “constituye el documento principal de identificación para los actos civiles, mercantiles, administrativos, judiciales y para todos aquellos casos su presentación sea exigida por la ley”, y que se sepa, con una de esas cédulas de identidad contrajo matrimonio, mientras con uno de los pasaportes obtuvo residencia en los Estados Unidos, como podrán apreciar, el hombre astutamente usa la doble identidad a su conveniencia y eso sin lugar a dudas involucra daños a terceros con una evidente intención de querer evadir responsabilidades, por ejemplo, responsabilidad penal, tomando en consideración que actúa fraudulentamente en su comportamiento ante la sociedad, sea esta la venezolana o la americana.

De entrada, sin hacer muchas consideraciones, Alex Eduardo Lechín Martínez o Alex Eduardo Martínez está incurso en delitos previstos y sancionados con penas de cárcel en la Ley Orgánica De Identificación, a saber uso de Documento Falso, tipificado en el artículo 45; Certificación de documento de identidad falsa, tipificado en el artículo 46; Usurpación de identidad o nacionalidad, tipificado en el artículo 47. Nada despreciable para que cualquier venezolano sabiendo esto lo denuncie ante los organismos con competencia en la investigación penal.

Inclusive podríamos estar en presencia de otros delitos contra la fe pública aún más graves, previstos y sancionados en el Código Penal Venezolano, como podría ser el delito de Uso De Documento Falso o Alterado, castigado con pena de 6 a 12 años de prisión, según el artículo 322 de dicho Código.

Tengo entendido que formalizaron la respectiva Denuncia ante la Fiscalía General de la República Bolivariana de Venezuela los primeros días del mes de enero de 2014, para que un Fiscal en materia penal se encargará de la investigación y del establecimiento de las responsabilidades criminales a que hubiera lugar, pero, siempre hay un pero, una fuente fiscal de todo crédito me comentó que esa denuncia la engavetaron por disposición de la actual paladina de la justicia, Luisa Ortega Díaz.

Resulta que al usurpador de identidad o al tipo con doble identidad lo unen fuertes lazos de amistad a Germán Ferrer, “el chino Ferrer”, (https://www.youtube.com/watch?v=HyJwDCryVMA&pbjreload=10) de tal manera que más que engavetarla, en el Ministerio Público desaparecieron la denuncia, un claro ejemplo de la tendencia delictual de Luisa Ortega Díaz al frente de la fiscalía en complicidad con su esposo, pero ese no es el punto, el punto es que por ese comportamiento fiscal indecoroso me pidieron denunciar públicamente el caso a los fines de removerlo.

Con mis denuncias públicas sobre este caso, que seguiré haciendo a través de una “Noticia criminis” menguada en la actualidad, los afectados tienen la esperanza que en la Fiscalía General se vean en la necesidad de encontrar el expediente de la denuncia respectiva, cosa que no han hecho hasta ahora pese a la insistencia de los afectados y por lo cual recurrieron a un canal de denuncia ante la opinión pública nacional e internacional, a la par de acciones judiciales en jurisdicciones foráneas.

Contra el ciudadano Alex Eduardo Lechín Martínez o Alex Eduardo Martínez, de quien se dice vive en Estados Unidos, en Texas, y que viaja con frecuencia a Venezuela y otros países, no se ha librado ninguna Orden de Aprehensión, de tal manera que se encuentra gozando un puyero y riéndose de la justicia venezolana gracias a la protección que le brindó o le seguiría brindando Luisa Ortega Díaz y su esposo. Hablando por mí, abrigo la esperanza que Tarek William Saab actuará en consecuencia ante tan grande irregularidad, como lo ha hecho cuando se lo he pedido en otras oportunidades tanto en la Defensoría como en la Fiscalía.

Cualquier información o sugerencia por [email protected]   [email protected]  [email protected]   o bien por mí teléfono 0414-071-6704 y además pueden leer esta columna y otras cosas más por la señal en vivo de RCTV INTERNACIONAL en mí página Web: www.robertveraz.galeon.com    Ahora mi columna se traduce en Inglés http://robertveraz.galeon.com/aficiones2595740.html   y sigan mis comentarios y opiniones por @robertveraz en twitter ¡Hasta la próxima semana, Dios  bendiga a Venezuela!