El año 2018, uno de altibajos para el Real Madrid

 

El 2018 será recordado por los aficionados del Real Madrid como uno de enormes logros pero también de tremendas decepciones. Fueron doce meses en los que pasaron de ser los mejores del planeta a ser la enorme decepción de La Liga y del fútbol de Europa. Con pretexto del ocaso del 2018 y la entrada del 2019 hacemos esta revisión de lo que fue el año para el equipo Blanco.

Para empezar, en enero del 2018 el Real Madrid venía de sufrir una dolorosa derrota de tres a cero contra el Barcelona en el Santiago Bernabéu. Antes y después de ese infame partido dejaron ir puntos contra el Valencia, Levante, Real Betis, y el Atlético de Madrid. Sobra decir que a esas alturas ya se les había ido LaLiga. Por si esto fuera poco fueron eliminados de la Copa del Rey el 24 de enero a manos de Leganés.

Con el equipo fuera de ambas competencias domésticas solamente quedaba aspirar a lo imposible, ganar la tercera Champions League de manera consecutiva, algo que nadie había hecho antes. A lo largo del invierno Zidane preparó a su equipo para las instancias finales de la Champions y lograron recuperar el nivel que los había llevado a ser campeones de Europa en las dos ediciones pasadas.

A la hora buena de la Champions el Real Madrid respondió eliminando al PSG, la Juventus, y al Bayern Múnich para instalarse en la final. Los de la capital de España eliminaron a todos los equipos que supuestamente estaban listos para arrebatarles la corona y en la final derrotaron al Liverpool por marcador de tres goles a uno, para consolidarse así como una de las dinastías más importantes en la historia del fútbol europeo.

 

 

Pero luego de la gloria y el festejo vino un periodo de incertidumbre, los meses de junio y julio estuvieron llenos de rumores que fueron bastante destructivos y le hicieron bastante daño al club. Los estragos de ese periodo se reflejan al día de hoy, y es que el Real Madrid está tan lejos de ganar LaLiga que en las casas de apuestas ni esperanzas tienen, así tal cual lo reflejan las apuestas de fútbol en William Hill, en las que las cuotas tienen al Barcelona como claro ganador del torneo español y sin oportunidad para nadie más.

La debacle comenzó el treinta de mayo cuando se anunció que Zinedine Zidane ya no iba a seguir como el entrenador del Real Madrid. Si bien todavía no iniciaba de manera formal el verano futbolístico, este hecho dio pie a todo lo que estaba por venir. El elegido para reemplazarlo fue Julen Lopetegui, quien fue despedido como técnico de España días antes de la Copa del Mundo, una lo que fue una situación insólita.

Luego vino el traspaso de Cristiano Ronaldo a la Juventus por cien millones de euros, lo cual fue anunciado el treinta de julio. Toda esta inestabilidad provocó un pésimo inicio en LaLiga para los de blanco y apenas unas semanas de haber iniciado La Liga despidieron a Lopetegui, quien fue reemplazado por Santiago Solari. Si bien el equipo ha levantado siguen estando lejos de lo que se espera del Real Madrid, cerraron el año con el título del Mundial de Clubes, pero sabe a poco luego de un segundo semestre del año que ha sido un fracaso total.

 

Nota de Prensa