El ladrón que vivía al lado de millonarios en Nueva York y tenía una banda al estilo Ocean’s Eleven

Foto: Infobae

 

 

Entre 2006 y 2017 dieron 16 “golpes” en Estados Unidos y Europa. Acróbatas, hombres de gran fortaleza y expertos en alterar sistemas de seguridad conformaban una banda de ladrones encabezada por Damir Pejcinovic, un hombre que se codeaba con millonarios en Nueva York, publica Infobae.

Al estilo de la famosa película “Ocean’s Eleven”, protagonizada por Brad Pitt y George Clooney, este grupo de ladrones pasaba meses analizando los lugares donde robarían.

En diciembre de 2016 robaron piezas valuadas en 2.000.000 USD de una joyería en Manhattan. Tres meses después dieron otro golpe por la misma cantidad, pero en una joyería de Los Ángeles.

“Esta pandilla era increíblemente sofisticada. Usaban herramientas eléctricas, martillos neumáticos y otras herramientas para penetrar en joyerías, bancos y cajas fuertes”, dijo en octubre de 2018 Andrew Ken-Wei Chan, asistente del fiscal, una vez que fueron detenidos Pejcinovic y dos de sus cómplices.

Si el trabajo requería ingresar desde una azotea, la banda tenía gente con habilidades para la acrobacia que pudiera escalar. Si se requería de mucha fuerza, contaban con miembros capaces de abrirse paso ante muros.

Dentro de la pandilla había gente con conocimientos para desinstalar sistemas de seguridad, bloquear celulares y cortar líneas telefónicas de las joyerías con sus compañías de seguridad.

Los atracos de esta banda no sólo ocurrieron en Estados Unidos. Se registró también un incidente en Frankfurt y parece que Pejcinovic ya tenía en mente otros robos, pues había investigado acerca de traficantes de diamantes en Bélgica y Suiza.

Cuando Pejcinovic fue arrestado en octubre por el FBI, fue acusado de dirigir una red de robos llamada Pejcinovic Enterprise.

En sus 16 “golpes” desde 2006 se les acusa de haber robado diez millones de dólares.

Junto a Pejcinovic fueron arrestados Gzimi “Jimbo” Bojkovic, Adrian Fiseku y Elvis “Gorilla” Cirikovic.

Un hombre normal

Para los vecinos de Pejcinovic, en la calle West Fourth, quien habitaba una casa valuada en diez millones de dólares, el hombre era un padre de familia como cualquier otro.

Pejcinovic y su esposa Spresa “manejaban autos ordinarios y Damian se sentaba en el porche de su casa y sonreía a todos”, recordaron vecinos en testimonios ofrecidos a “The New York Post”.

Lo recordaron también como “Damian del Bronx, el hombre que se hizo así mismo y ahora vive en Village”.