Efecto ¡Wow, wow y wow! Por María Inés Morán

María Inés Morán @coachmimoran

¿Quieres a tus clientes con tal nivel de satisfacción que al recibir tu servicio o producto exclamen Wow? Así de simple e impactante es la definición del efecto Wow, es la exclamación de un cliente satisfecho y atónito, una suma de conceptos tales como utilidad, innovación y sorpresa.

Te puedo citar algunos ejemplos para que visualices circunstancias intangibles o productos tangibles que en ese primer encuentro con el cliente o comprador, lograron que esa expresión, Wow, de admiración y asombro, se dejara escuchar. ¿Quién no exclamó ¡Wow! al ver en 1984 las Nike Air Jordan, o en la década de los ´70 cuando entró por primera vez a una cafetería Starbucks, o vió por primera vez los efectos especiales de la primera película Star Wars en 1977, o encontró una nota debajo de la cama del hotel diciendo que ahí también limpian?

Para tener un factor Wow tu servicio o producto debe ser original, memorable, que genere sorpresa, y despierte emotividad.

Está claro que con sólo la innovación no se logra un Wow, pero sí se consigue, sin duda, al sorprender a tal punto al espectador o cliente, que logres dejarlo atónito.

Para tener un factor Wow tu servicio o producto debe ser original, memorable, que genere sorpresa, y despierte emotividad. En razón de esto te pregunto ¿tiene tu producto o servicio ese factor Wow?

Si tu respuesta es afirmativa, permíteme felicitarte, pero, de no ser así, comparto contigo ciertas claves y ejemplos que pueden impulsarte a causar ese efecto en tus clientes. Por lo que te invito, desde este mismo momento, a tomar las herramientas a tu alcance para innovar y generar soluciones.

Para impactar favorablemente en el cliente o comprador debes prestar mayor atención en la interacción con el consumidor y esmerarte en dejar una excelente impresión para que después exclame: ¡Wow!

Claves para extraer un ¡Wow! Del consumidor

Lo esencial es crear una experiencia tan agradable y superior que los clientes se vean motivados a hablar de ti y lograr en ellos una grata recordación, en tal sentido te recomiendo mantener el foco en:

· Haz que la vida de tus clientes sea más divertida o interesante, por muy seria que consideres tu marca, la alternativa de crear experiencias divertidas o sorprendente, siempre funciona.

· La creatividad debe fluir siempre, y eso lo logras rodeándote de personas positivas y de buenas energías. Es imperativo ser selectivos a la hora de conformar tu equipo de trabajo y también ser selectivo con tus clientes. Recuerda, debes privilegiar a la armonía y las buenas sensaciones.

· Atrévete a crecer en espectro y no en escala, sal de esa zona de confort e intenta abarcar otras áreas distintas a las que estás habituado. Solemos rodearnos de personas afines a nuestros intereses, lo cual es bastante positivo, sin embargo, date la oportunidad de conocer a aquellos que te permitan ampliar tus conocimientos en otras áreas, eso te hará crecer en espectro, explora temas nuevos, sé curioso e incursiona en nuevas experiencias.

· Asombra con pequeños detalles: Al final, no son tan pequeños cuando se convierten en oportunidad para marcar la diferencia, como un asiento privilegiado en el restaurante, o un buen lugar de estacionamiento, o en la sala de cine, puedes premiar la fidelidad de tus clientes con pequeños regalos prácticos y útiles, que fácilmente motiven una conversación entre sus amigos.

· Y, finalmente, convierte a tus clientes en tus embajadores. Los embajadores son clientes tan contentos con la experiencia y el resultado de trabajar contigo, que de seguro te recomendarán.

Si bien el objetivo de tu marca es vender, te invito, a partir de este momento, a hacerla más humana y cargarla de creatividad, solo así lograras impregnarla de ese factor sorpresa capaz de extraerle, a más de un cliente, la anhelada exclamación ¡Wow!.

Llegó el momento de hacerte estas preguntas: ¿En qué parte del proceso puedes hacer que la experiencia de hacer negocios contigo sea más divertida o interesante? ¿Estás dispuesto a asumir el factor Wow como estrategia de crecimiento de tu negocio?

Recuerda que un verdadero efecto Wow se logra, no solo cuando solucionas algo, sino cuando te anticipas a los acontecimientos en tu servicio o producto y ¡produces en tus clientes un Wow tres veces! Si te entusiasma este concepto y deseas conocer más acerca de estrategias para hacer crecer tu negocio, contáctame.

María Inés Morán