Griselda Reyes: El día después

Estamos cansados de escuchar discursos, agotados de ver videos esperanzadores. Se acabó nuestra capacidad de esperar por quiénes un día están juntos y al día siguiente son los más feroces enemigos. Se nos acabó la paciencia.

El 89% de los venezolanos quieren desesperadamente salir de este gobierno y de todo su régimen de destrucción y odio, pero también quieren otros actores políticos que sean más honestos y coherentes en la acción, no que vendan falsos espectáculos que rayan en lo patético. El país exige un cambio definitivo, y eso se siente en la calle, se respira en los supermercados, o en las afueras de las escuelas, las madres gritan en silencio, rescatemos a nuestra Venezuela.

El 10 de enero es una fecha emblemática para los ciudadanos venezolanos quiénes esperan una salida que le están vendiendo como si fuera un acto de magia, dónde el mago saca de su sombrero a un país próspero, pero eso nunca va a suceder, porque quiénes hoy están al frente de los sectores que hacen vida política nacional han defraudado la esperanza de la gente.

Los venezolanos aún no hemos reaccionado, la pesadez nos invade, pese a que durante todo el año 2018 vivimos constantes actos de protestas y nunca despertamos de un asombro, jamás hubo un tiempo para nosotros.
El panorama que se avizora es dolorosamente preocupante y conmovedor, no es momento para la retórica, decir que carecemos de liderazgo político, pero es una dura realidad.

El principal problema que confrontamos es económico, no vemos luz que nos permita entender por qué no hay una salida de pronta data. Las proyecciones de reconocidos economistas nacionales, se enfocan sobre el tema hiperinflación, que pasaría a convertirse en una estanflación, lo que significa el fin de muchas cosas en nuestro país, y eso pasa por seguir al frente del país el actual presidente como su modo de gobierno.

El régimen nos imposibilita como ciudadanos, nos contrae en una voraz aplicación de un proyecto socialista que ya está cantado, que sabemos hacia dónde va y cuál es la intensión, la dimensión de este proyecto es uno sólo, y determina el fin de toda clase política que pueda ser una fuerza, y eso es fácil porque quienes han tenido la oportunidad de hacer las cosas diferentes solo se han prestado a ser accionistas del fortalecimiento de este gobierno que no les importa tener un país quebrado a expensas de mantenerse en el poder. Estamos en una encrucijada fortuitita, donde nadie quisiera estar, sobre todo por lo pesado que esto representa, hoy Venezuela convoca a los constantes, a los firmes y conscientes que la paciencia y la lucha pausada son necesarias.

Hay un poema, no se quién lo escribió, pero en una de sus partes, dice “…los que luchan toda la vida, esos son los indispensables”, pues necesitamos muchos indispensables, que no se agoten, que sigan la lucha.

Nosotros estamos preparando el día después, pero eso no viene del sombrero del mago, viene del trabajo solidario, viene de la calle, viene de la gente que vive su experiencia y sabe que tenemos que hacer para cambiar.

Este proyecto lo vamos a presentar próximamente, será una propuesta que busca darle a la nación una idea de lo que esperamos para este país, pronto llegaremos a ti.

@griseldareyesq