Lo que no sabías sobre Osetia del Sur y Abjasia… países a los golpes para una “juramentación” a la fuerza

Foto: Cortesía – Edición: LaPatilla.com

 

Las redes sociales echaron candela cuando se dio a conocer la revelación de dos países que harían presencia en la “juramentación” de Nicolás Maduro este jueves #10Ene, y es que Osetia del Sur y Abjasia son completos desconocidos para los ciudadanos de este hemisferio… y no es para menos, es que oficialmente son países inventados, naciones a de facto.

lapatilla.com 

¿Por qué decimos que son países inventados? Primero que nada hay que saber qué es un contrato o decreto unilateral que, de acuerdo con nuestros amigos de Google, es un proceso político por el cual las autoridades o la población de un territorio, estado constituyente o cualquier entidad subnacional declaran su independencia SIN un acuerdo formal con el estado soberano del cual se separan… teniendo en cuenta esto, procedemos con el tema.

Osetia del Sur y Abjasia son repúblicas autónomas que se encuentran ubicadas en el territorio del Cáucaso, que comprende las actuales repúblicas europeas de Armenia, Georgia y Azerbaiyán, específicamente, son provincias pertenecientes al territorio georgiano legalmente.

-Países “a la fuerza” y con ayuda de Rusia-

En el caso de Osetia del Sur, tras “triunfar” en los conflictos bélicos contra Georgia de 1991 y 2008, sus habitantes y “Gobierno” se declararon independientes por la fuerza, pero las autoridades georgianas siguen tomándolas en cuenta, legalmente, como parte del Estado y denominan dicha región por su antiguo nombre; Samachablo o, el conocido más recientemente, la región de Tsjinval.

Por otro lado, Abjasia, se declaró independiente, también “de facto”, desde 1992, pero en 2008, durante la segunda guerra del Cáucaso, con ayuda del ejército ruso, expulsaron tropas georgianas de la circunscripción, consiguiendo el reconocimiento soviético de dicho “Gobierno” como nación emancipada.

-Reconocimiento de Chávez y Ortega-

Posteriormente en agosto y septiembre de 2009, el fallecido Hugo Chávez, y Daniel Ortega, como representantes de Venezuela y Nicaragua respectivamente, reconocieron a Ostia del Sur y Abjasia como territorios libres, de ahí la alianza, en sociedad con la Rusia de Dmitri Medvédev.

Tras dicho reconocimiento comunista, todos los países del G7 condenaron unánimemente la que calificaron como una “política expansionista de Moscú”.

En un comunicado conjunto, los cancilleres de Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Reino Unido y Estados Unidos declararon que el reconocimiento de la independencia de Osetia del Sur y Abjasia por parte de Rusia “viola la integridad territorial y la soberanía de Georgia y es contrario a las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU apoyadas por Rusia”.

En conclusión, Osetia del Sur y Abjasia serían los claros ejemplos de una hipotética independencia unilateral de Cataluña del Estado español con decretos ilegales, sin la aprobación de las democracias mundiales.

Pero lo que deja en evidencia esto no es la soberanía de un pueblo europeo que fue víctima de múltiples conflictos de armas, sino la búsqueda exhaustiva de un Nicolás Maduro que necesita inventarse aliados en fronteras ficticias para tener una presunta aprobación global de su Gobierno ilegítimo.