EN VIDEO: Momento escalofriante en que un joven armado se grabó en toma rehenes

Foto: Captura

 

El joven armado que se atrincheró en la tarde del jueves en una peluquería en el céntrico barrio de Pocitos de Montevideo subió un vídeo a las redes sociales que muestra a los rehenes adentro de la peluquería, incluyendo a su ex pareja.

Por: Infobae

En las imágenes el joven, identificado como Gastón Machado, le atribuye la culpa del suceso a la mujer por haberle engañado y amenaza con matar a todos los que están adentro del establecimiento.

“Estamos acá en la peluquería, miren a la gente acá, la gente que traiciona”, dice mientras filma a los rehenes tirados en el piso. “Esta putita traiciona, traicionó y ahora va a morir”, agrega apuntando contra la ex novia, quien parece estar en estado de shock.

“Ahora vamos a morir todos, nos vamos, chau”, se despide el joven en el video.

 

Afortunadamente, una negociación “altamente exitosa” de cuatro horas fue la clave para el joven se rindiera de forma pacífica, sostuvo el Ministerio de Interior de Uruguay.

Los encargados de las negociaciones con Gastón Machado, quien desde las 13.40 hora local (16.40 GMT) entró a la peluquería con dos armas de fuego y secuestró a catorce personas, fueron los agentes de la Guardia Republicana (GR).

De acuerdo con el comandante general de la GR, Alfredo Clavijo, la negociación fue la fase más importante, pues fue la que pudo determinar una rendición sin necesidad de hacer uso de una intervención táctica, la cual habría puesto en riesgo la vida de los rehenes y de los funcionarios policiales que estaban en el perímetro de la zona.

Aunque el comandante general no desveló las condiciones de las negociaciones, explicó que el responsable de hablar con el secuestrador “pudo tener el control de la negociación y resolver la situación de forma pacífica”.

Asimismo, durante la conferencia de prensa, se destacó que la llamada de alerta la dio una persona que se encontraba en el establecimiento y fue quien informó de cuantas personas había en la peluquería.

Aunque la rendición fue pacífica, durante el incidente el criminal disparó en tres ocasiones al ver llegar al primer móvil policial a la zona.