Gobernador de Florida suspendió a alguacil por su gestión en el tiroteo de Parkland

El gobernador de Florida suspendió al Sheriff Scott Israel tras lo ocurrido en el tiroteo de Parkland. | REUTERS/Michael Laughlin/Pool

 

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, suspendió este viernes al alguacil del condado de Broward, Scott Israel, por los numerosos errores que emergieron a raíz del tiroteo que acabó con la vida de 17 personas en una escuela de Parkland, al norte de Miami, en febrero de 2018.

El republicano DeSantis, que asumió el cargo esta semana, ordenó la suspensión de Israel y nominó en su lugar a Gregory Tony, sargento retirado de la Policía de Coral Springs. “La gente del condado de Broward merece líderes responsables y competentes que puedan proteger nuestras comunidades”, dijo DeSantis.

La comisión estatal que investiga en Florida el tiroteo en una escuela de Parkland en febrero de 2018 presentó la semana pasada a la Gobernación un reporte con gran parte de las fallas percibidas de la Oficina del Alguacil de Broward.

Acompañado de padres de la víctimas de la Escuela Secundaria Marjory Stoneman Douglas, DeSantis dijo que había suspendido al polémico alguacil. Aunque el Senado estatal es el que tiene el poder final para destituir al alguacil, el gobernador puede suspenderlo por negligencia o malversación.

DeSantis también posee la atribución de reemplazar al alguacil por el periodo de suspensión. Tony, quien será el primer alguacil negro del condado Broward, reseña en su hoja de vida que dirige una empresa enfocada en la capacitación y respuesta a tiroteos.

“Mi intención es embarcarme en esta enorme tarea para restaurar la confianza de las familias y residentes del condado de Broward hacia la Oficina del Alguacil de Broward, que también requiere que solucione los problemas que existen”, señaló Tony.

Israel y su departamento han sido objeto de numerosas críticas, tanto por la forma en que manejaron el tiroteo como por las numerosas alertas previas que recibieron sobre el comportamiento peligroso de su autor, el exalumno del centro escolar Nikolas Cruz, sin que nada de esto condujera a una acción de la Policía.

Cruz, autor confeso de la matanza, se enfrenta a 17 cargos por intento de asesinato que le imputó un gran jurado de Broward, que además lo acusó de 17 cargos de asesinato en primer grado. /EFE