El plan del Estado Islámico para asesinar a Kate Middleton envenenando sus compras del supermercado

REUTERS / Andy Commins / Pool / File Photo

 

 

El grupo terrorista Estado Islámico instó a los extremistas islámicos a asesinar a la duquesa de Cambridge envenenando los productos de los supermercados en los que se abastece, informaron medios británicos.

Los yihadistas difundieron su plan a través de un canal encriptado de la aplicación Telegram en el que compartieron fotos de Kate Middleton realizando las compras y el mensaje: “¡Sabemos lo que come, envenenálo!”.

Docenas de extremistas participaron en la discusión sobre el plan, en la que detallaron cómo insertar veneno en la comida, y compartieron información sobre las tiendas en las que Middleton suele hacer sus compras.

Kate, de 37 años, recientemente sorprendió a los súbditos al comprar durante las fiestas de Navidad en el supermercado de bajo costo The Range, en Norfolk, cerca de Sandringham Estate, donde pasó parte de las fiestas. También se la ha visto abastecerse de comida en un supermercado Waitrose, también en Norfolk. Los investigadores consideran a este y a otro supermercado de la misma cadena, ubicado cerca del palacio de Kensington, donde la duquesa vive con el príncipe William y sus tres hijos, los principales objetivos de los yihadistas.

 

 

Kate Middleton generó sorpresa al realizar las compras en el supermercado durante las fiestas(Bauer – Griffin/ eroteme.co.uk)

 

 

Según el diario Daily Star Sunday, que citó a fuentes de seguridad, la amenaza contra la futura reina de Inglaterra está siendo investigada “muy en serio”.

“Los agentes de inteligencia creen que las amenazas contra Kate no están inactivas y están vinculadas a los mensajes enviados por Husnain Rashid”, un ex maestro de mezquita condenado a cadena perpetua por planear asesinar a Middleton y a su hijo mayor, el príncipe George, según la fuente.

“Es una trama repugnante, ya que involucra a los niños de Kate, y golpea su intento de vivir una vida normal como cualquier madre quiere”, afirmó. La fuente agregó que todos los mensajes publicados en Telegram son rastreados y monitoreados.

De hecho, también hubo una nueva amenaza contra el príncipe George, de 5 años, con una imagen que lo mostraba de la mano del príncipe William junto con un verdugo enmascarado de ISIS y la palabra: “Infiel”.