Detienen cinco personas por seguridad de presa en Brasil

Brasil
Los bomberos recuperan el cuerpo de una víctima del colapso de la represa del viernes en una mina de mineral de hierro perteneciente a la gigante minera brasileña Vale, cerca de la ciudad de Brumadinho, estado de Minas Gerais, sureste de Brasil, el 28 de enero de 2019. – Se intensificó la búsqueda de sobrevivientes el lunes, en su cuarto día, con el apoyo de un contingente israelí, después de que las comunidades quedaran devastadas por el colapso de una represa que mató a al menos 60 personas, y las esperanzas desaparecieron para 292. Una barrera en el sitio explotó el viernes, arrojando millones de toneladas de lodos traicioneros y envolviendo edificios, vehículos y carreteras. (Foto de Mauro PIMENTEL / AFP)

 

Al menos cinco personas fueron detenidas este martes por las autoridades acusadas de haber alterado los documentos técnicos de fiscalización de la seguridad de la presa de una mina cuya ruptura causó una tragedia en Brasil que ya suma 65 muertos y 279 desaparecidos, informaron fuentes oficiales.

De acuerdo con las autoridades, dos de ellos -detenidos en Sao Paulo, la mayor ciudad de Brasil- son ingenieros que no trabajaban directamente con la compañía minera Vale, sino que sus servicios habían sido contratados con otra empresa.

Los otros tres sospechosos detenidos sí eran empleados directos de la Vale y fueron capturados en la ciudad de Belo Horizonte, capital del estado de Minas Gerais (sudeste).

Los sospechosos fueron detenidos de manera temporal, por espacio de 30 días, mientras las autoridades adelantan las indagaciones que corroboren las sospechas de fraude en los informes de seguridad.

Además de las órdenes de captura, expedidas por la justicia regional de Minas Gerais, las autoridades también adelantan siete allanamientos en empresas contratadas por la Vale y residencias de personas vinculadas con la compañía minera.

El objetivo de los investigadores es buscar la documentación técnica de las empresas contratadas que atestiguaron la seguridad de la presa que se rompió y corroborar si estos fueron alterados.

El operativo está en manos de los agentes de la Fiscalía y de la Policía regional y nacional.

El viernes en la tarde una de las represas del gigante minero Vale ubicada en una mina de hierro en jurisdicción de Brumadinho, municipio de Minas Gerais, se rompió y un río con residuos minerales y lodo sepultó las instalaciones de la propia empresa y diversas viviendas en áreas rurales.

La tragedia se suma a la catástrofe ocurrida hace tres años cuando en el municipio de Mariena, también en Minas Gerais, ocurrió el derrumbe de un dique de la empresa Samarco, de la que Vale posee el 50 %, que provocó la muerte de 19 personas y el mayor desastre medioambiental de la historia de Brasil.

Por la tragedia, la empresa minera Vale, la mayor comercializadora de hierro del mundo, ha recibido dos multas: una del Instituto Brasileño de Medio Ambiente de 250 millones de reales (67,5 millones de dólares) y otra del Gobierno de Minas Gerais de 99 millones de reales (26,7 millones de dólares).

Además, desde el viernes la justicia ha bloqueado un total de 12.000 millones de reales (unos 3.180 millones de dólares) de las cuentas de la compañía para garantizar el pago de las indemnizaciones a las víctimas y las reparaciones ambientales y de los daños provocados.

EFE