Ángel Machado: Aquí, no hay vuelta atrás

Ni el más optimista entre los optimistas iba a pensar que el 2019 sería un año tan bueno para los venezolanos, y a pesar que aún Venezuela no se reencuentra con la libertad y la democracia, me atrevo a cometer la imprudencia de afirmar que en cualquier momento sonarán los tambores de la victoria y veremos salir el sol después de 20 años de un sistema degradante y violador de Derechos Humanos.

Y si estimado amigo (a) que lee este artículo. Venezuela será libre y democrática “Aquí, no hay vuelta atrás”, por múltiples razones. Cada día que pasa a Juan Guaidó lo reconocen más países y Maduro va perdiendo ese maltratado manto de legitimidad.

Guaidó sigue libre en las calles y ejecutando actos de gobierno como lo reza la Constitución mientras que el dictador se atrinchero en Fuerte Tiuna acompañado de sus más cercanos colaboradores verdes (muy parecido a los últimos días de Hitler). Juan Guaidó en conjunto con la Asamblea y todos los partidos presentan un plan para el rescate de Venezuela, mientras Maduro “trota” 18 segundos con algunos soldados para demostrar que aún le son leales.

La realidad es que Maduro dejará el poder, solo deberá decidir si lo deja de forma ordenada y con el menor trauma posible para los venezolanos o si por el contrario decide seguir manchándose las manos de sangre y alargar la agonía, como ellos le alargaron la agonía a Hugo Chávez mientras padeció su cáncer. En cualquier caso, Maduro saldrá de Miraflores y la transición en Venezuela tomará velocidad de crucero y buscaremos fortalecer la democracia, las instituciones y estabilizar económicamente el país.

Sin embargo, a pesar del gran júbilo que sentimos por los resultados veloces que ha logrado Juan Guaidó al frente del parlamento y de la presidencia de Venezuela esta realidad no fuese tal sino es por el apoyo irrestricto de la comunidad internacional que decidió dar varios pasos al frente, cercar y aislar a Maduro. Como nación debemos estar inmensamente agradecidos con todos esos países que abrieron las puertas a los millones de venezolanos que salieron por las fronteras en búsqueda de oportunidades y, con la manera que fueron cercando a Maduro hasta el punto que internacionalmente solo es apoyado por Uruguay, México, Bolivia y Nicaragua.

Y a pesar de que vamos bien, muy bien, no podemos ni debemos confiarnos. Es fundamental que terminemos la misión, es decir, salir de Maduro. Yo a diario pido que el dictador decida irse del poder, debido a que sería la mejor decisión que ha tomado en estos años. Atrincherarse en un lado y generar violencia sería su peor decisión, emular a Roma y Nerón sería garrafal para él y los suyos.

Yo no sé qué piensa Maduro, pero sí sé que es lo que debemos hacer todos los venezolanos que queremos recuperar la libertad. Debemos seguir organizados, preparados y dispuestos a seguir en las calles presionando por la salida y llevando la ruta clara cese de la usurpación. Gobierno de transición y elecciones libres, todos esos elementos juntos es la fórmula para salir de la dictadura porque “Aquí, no hay vuelta atrás”.

¡Fuerza y Fe Venezuela!

@angelmachadove